Donald Trump aprovecha el coronavirus para ampliar el cierre de la frontera con México

Mantendrá por tiempo indefinido una norma que autoriza la expulsión de inmigrantes

21.05.2020 | 01:26
Donald Trump, ayer durante una reunión de gabinete. Foto: Efe

washington – Estados Unidos extendió por 30 días más el cierre de la frontera con México para viajes no esenciales y mantendrá por tiempo indefinido una norma para autorizar la expulsión de inmigrantes que entren sin autorización en el país por los límites terrestres, como medidas para evitar la propagación del coronavirus.

Así lo confirmó ayer el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Chad Wolf, en declaraciones difundidas por ese despacho, que reúne a varias agencias encargadas de asuntos migratorios.

"No se permitirán viajes no esenciales hasta que la administración esté convencida de que sea seguro", señaló, que destacó que los esfuerzos de los últimos meses por limitar los pasos no esenciales "han tenido éxito y no es el momento de cambiarlo".

Estados Unidos y México acordaron restringir desde el pasado 21 de marzo los viajes no esenciales para evitar la propagación del coronavirus, una medida que había entrado en vigor previamente con Canadá. Ambas decisiones fueron renovadas en abril.

Según la información difundida por el DHS, la restricción en el paso desde México estará en vigor hasta el 22 de junio. Ayer, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció que han llegado a un acuerdo con EEUU para mantener cerrada su frontera al tráfico considerado no esencial al menos hasta el próximo 21 de junio.

"Apreciamos nuestra colaboración con México y Canadá para garantizar que América del Norte trabaje conjuntamente para combatir la pandemia mundial en curso", agregó Wolf, que se refirió, en otra nota, a la decisión del director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Robert R. Redfield, extender las restricciones del Título 42 en las fronteras terrestres, hasta que determine que el peligro ha cesado.

"Tiene problemas mentales". Después de que Trump anunciara que toma hidroxicloroquina para prevenir los efectos del covid-19 por si se contagiase, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso, apuntó a que el uso de ese fármaco puede ser peligroso debido al peso del presidente, que calificó como "obesidad mórbida". Tras las declaraciones, Trump arremetió contra ella y dijo que tiene "problemas mentales". El líder declaró que contar con el mayor número de casos de coronavirus a nivel mundial es una "insignia de honor", porque significa que las autoridades están haciendo su trabajo al realizar muchas pruebas.

el apunte

su guerra con nancy pelosi