11 periodistas y 24 defensores asesinados en México este año

La violencia contra estos dos colectivos persiste en el primer gobierno del izquierdista López Obrador

29.12.2019 | 06:22

México - Los asesinatos de al menos 24 defensores de derechos humanos y once periodistas han colocado el primer año del presidente Andrés Manuel López Obrador en la misma senda de violencia hacia estos colectivos que la registrada en años anteriores en México.

La llegada a la presidencia del político izquierdista anticipaba un cambio en el difícil panorama que viven los defensores y periodistas en este país desde hace más de diez años. Pero la impunidad se ha mantenido, perjudicando a ambos grupos. "La violencia contra periodistas y defensores no es nueva, viene desde 2006 cuando se empezaron a documentar los asesinatos y agresiones a ambas poblaciones", explica Mario Andrés Hurtado Cardozo, integrante de Espacio OSC. El miembro de esta agrupación - que articula organizaciones nacionales e internacionales por la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas en México- recordó que durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se registró una alza en los asesinatos debido a que "no hubo un fortalecimiento a las políticas en materia de protección".

Desde el año 2000 a la fecha han documentado 131 asesinatos de periodistas en posible relación con su labor. De estos, 47 se registraron durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). "Si comparamos los años previos de agresiones y asesinatos a periodistas, en estos once meses, la tendencia sigue y se mantiene", apunta el especialista.

Para la coordinadora de Documentación y Seguimiento de Casos de Artículo 19, Itzia Miravete: "La violencia sigue estando y éste ha sido un año bastante letal". Los registros de la organización muestran que "en México los principales perpetradores (de agresiones contra la prensa son servidores públicos". Miravete consideró además que esta violencia está incentivada por un discurso que viene del Estado mexicano. "Se ha generado un campo de desprestigio contra la prensa al señalar quiénes son buenos y malos periodistas y esto mina la situación de seguridad de los informadores", denunció. - J. M. Ramírez