Montoro responde a Urkullu que las restricciones serán iguales para todas las comunidades sin excepción

Dice que las reuniones de Sánchez con presidentes autonómicos son más constructivas de lo que se traslada: "Ya habrá tiempo para el reproche"

29.03.2020 | 19:20
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario

El Gobierno español ha garantizado que las nuevas restricciones de movilidad acordadas por el Consejo de Ministros extraordinario de este domingo se aplicarán de forma homogénea en todas las comunidades autónomas sin excepción. "No tiene sentido hacer diferencias entre comunidades porque el virus no entiende de fronteras ni de ideologías", ha asegurado la ministra portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado la paralización de la actividad no esencial en las próximas dos semanas, a contar desde este lunes, y después de que el lehendakari, Íñigo Urkullu, haya solicitado que cada comunidad pueda concretar esas las actividades y empresas que deben parar.

SI NO, "EL ESFUERZO DE ALGUNOS NO TENDRÍA RESULTADOS" 

"No tiene sentido que una parte del territorio tome medidas en concreto porque el virus se expande y no podemos hacer ningún tipo de diferencias entre comunidades", ha manifestado Montero, incidiendo en que la pretensión del Gobierno es que todas y cada unas de las autonomías apliquen estas medidas porque, de lo contrario, "el esfuerzo de algunos no tendría resultados".

Montero ha defendido que no casa que la pretensión del Gobierno sea que el conjunto de Europa actúe de manera "unida" para intentar que los ciudadanos no impulsen la transmisión del virus con que en España cada comunidad haga lo que considere adecuado. Por ello, ha querido dejar claro que todas las medidas que adopte el Gobierno se aplicarán de forma "homogénea". "No tiene sentido que una parte del territorio haga algo distinto a la de otro", ha insistido.

En la reunión que Sánchez ha mantenido telemáticamente este domingo con los presidentes autonómicos, algunos le han transmitido su malestar por las nuevas medidas de restricción de la movilidad acordadas.

Entre ellos, Urkullu quien ha afirmado que "el empleo, la economía y el futuro se enfrentan a un panorama peor", tras la última medida del Ejecutivo y le ha reclamado medidas complementarias "para apoyar al sector industrial y compensar el grave impacto en el empleo y en la actividad productiva que va a tener la decisión de cierre adoptada".

YA "HABRÁ TIEMPO DE REPROCHES"

Al respecto de ese encuentro de Sánchez con presidentes autonómicos, el tercero desde que estallase la crisis sanitaria, la portavoz del Ejecutivo ha insistido en que la unidad de acción del Gobierno con las comunidades es una cuestión "imprescindible", y no sólo en materia de coordinación de los servicios sanitarios. "De nada sirve que vayamos aprobando distintas iniciativas sino no somos capaces de hacerlas viables", ha dicho.

Y, en este sentido, ha recalcado que en los encuentros que mantiene Sánchez con los presidentes pero también en los que protagonizan los ministros con los consejeros de cada ramo e tono y la actitud de estas reuniones es "mucho más constructivo" que lo que después se traslada a los medios de comunicación.

En todo caso, Montero ha proclamado que ahora "no es momento de divisiones ni de resaltar las diferencias" sino de lanzar "un mensaje único" a los ciudadanos. "Ya habrá tiempo para el reproche, el que lo quiera hacer, o de cuestiones de matiz, pero estamos ante una pandemia muy grave y nadie entendería que los políticos no estemos a la altura de la situación y trabajemos codo con codo", concluido.