¿Por qué la altitud se mide en relación al nivel del mar en Alicante?

En 1874 se escogió a esa ciudad como la cota cero de España porque entre la pleamar y la bajamar sólo había 20 centímetros de diferencia

03.04.2022 | 21:47
La verdadera cota cero original, marcada con una placa en el puerto de Alicante.

Cuando uno está haciendo turismo (o incluso en su propia ciudad) es habitual que se fije que en algunos ayuntamientos o estaciones de tren de una localidad española se encuentre con una placa que indica la altitud de ese lugar con respecto al nivel del mar en la ciudad de Alicante. ¿Por qué se mide en relación a esta localidad? Tiene una explicación científica.

Cualquier altura sobre el nivel del mar es relativa, con lo que es necesario fijar una cota cero, un punto de referencia sobre el cual establecer las altitudes en un país. Algo que en España se remonta a 1846, año en que se creó el Instituto Geográfico y Estadístico, que se puso como objetivo realizar una cartografía nacional que sirviera a todas las administraciones, insitituciones y usuarios. Y entre sus trabajos estaba fijar la altitud exacta de los accidentes topográficos que había en todo el país. El mapa se inició en 1857 y se terminó en 1968.

Para que la medición fuese lo más estable posible, había que tener en cuenta varios factores. En primer lugar se debía elegir un punto bajo para que no se produjeran alturas negativas, de ahí que se escogiera el nivel del mar. Y se dio preferencia al Mediterráneo sobre el Cantábrico o el océano Atlántico porque los mares interiores se ven mucho menos afectados por las mareas, que apenas varían a lo largo del día. Basta ver cómo en Salou o en Benidorm puedes estar en primer línea de playa sin mover la toalla en todo el día mientras que en San Sebastián o en Gijón tienes que ir recolocándote conforme pasan las horas.

Razones para elegir Alicante


Una vez centrado el interés en el Mediterráneo, ¿por qué Alicante? Porque se se comprobó que esta ciudad era la más adecuada según criterios astronómicos, meteorológicos, climatológicos, posición geográfica, presión atmosférica, variabilidad estacional, y coeficientes y corrientes de marea. En resumen, que su ubicación la protegía de fenómenos costeros, que gozaba de un clima benigno y bastante estable y que allí la diferencia entre la pleamar y la bajamar era especialmente pequeña, de apenas 20 centímetros, menor que en otras ciudades.

Se realizaron cuatro mediciones diarias durante tres años en el paseo del Puerto, en una zona protegida del oleaje conocida como Las Escalinatas de la Reina (y que hoy en día se encuentra junto a la estatua de Ícaro), que así lo corroboraron, lo que llevó a considerar la capital alicantina como la cota cero ideal. Era 1874 y desde entonces ha permanecido ahí, señalada con una placa en el mismo lugar en el que se efectuaron las mediciones. Ahí está la verdadera cota cero.

La placa que señala la cota cero en el interior del ayuntamiento de Alicante.

Pero para que fuera más accesible y darle mayor visibilidad, se hizo una nivelación de precisión desde ese punto de cota cero al actual, que está situado en el primer peldaño de la escalera interior del Ayuntamiento de Alicante, fijando su altitud en 3,4095 metros sobre el verdadero nivel cero establecido en el puerto de la ciudad. Ahí, en ese edificio barroco, hay colocada una placa que lo anuncia y que se puede visitar, junto a una estatua de Dalí.

Así, se consideró este lugar como el primer punto altimétrico NP-1 (nivel de precisión 1), y desde ahí se obtuvieron las diferentes altitudes de las ciudades de España, llevando por las distintas vías férreas y carreteras la colocación de clavos de bronce y placas de referencia, indicando la altitud, según indica el profesor de la Universidad de Alicante Enrique Aparicio Arias. Por este motivo, en la mayoría de las estaciones de ferrocarril figura una placa incrustada en la pared indicando su altitud media sobre el mar Mediterráneo en Alicante.

No sólo Alicante, también Santander


Eso sí, hay localidades que además de indicar la altitud con respecto a Alicante lo hacen también en relación a Santander. Es el caso de Pamplona, que tiene dos placas en su fachada del ayuntamiento. En una se señala que la capital navarra (su consistorio) se encuentra a 444,67 metros sobre el nivel del mar en Alicante y en la otra, que está a 443,80 metros sobre el nivel del mar en Santander, lo que hace ver que el Cantábrico está casi un metro más alto que el Mediterráneo.

noticias de noticiasdegipuzkoa