La "locura" de factura que pagó Ibai Llanos en el restaurante de Jordi Cruz

El 'streamer' bilbaíno abonó 225 euros por persona por un menú degustación de casi 20 platos

05.10.2021 | 16:51
Ibai Llanos, comiendo en el restaurante ABaC de Barcelona.

¿Quién se puede permitir pagar 900 euros por un menú para cuatro personas? Si alguien puede hoy en día es Ibai Llanos, aunque incluso a él (no le invitaron) le parecieron "una absoluta locura" los precios de la carta del restaurante barcelonés ABaC, que dirige el masterchef Jordi Cruz. Sus 225 euros por persona del menú degustación lo convierten en el más caro de Catalunya y uno de los más exclusivos de España, con tres estrellas Michelin.

¿Qué incluía ese menú degustación para alcanzar semejante coste? Pues casi 20 platos diferentes, cifra que se superó al repetir Llanos y sus compañeros (un amigo y dos operadores de cámara) un par de platos. Acabaron siendo 21. Para empezar, cubo de mojito, volcán de mojito ("me ha salido humo por la nariz, estoy comiendo humo", decía), gilda de mar, almejas con plancton, tomate de colgar, ostra escabechada, mantequilla con caviar, infusión de cecina, steak tartar y cecina en mousse de pimienta verde, que Llanos metió entre pan y pan. "Me estoy haciendo un bocata en un 3 estrellas Michelin", bromeaba.

El festín, publicado en su canal de YouTube, siguió con calamar a la romana, caldo de calamar, wasabi fresco, pan frito de anguila a la plancha y ali oli, gamba roja curada ("la mejor gamba que he comido en toda mi vida") y jugo de cebolla y huevo de pollita. "Estoy muy lleno", reconocía el streamer, admitiendo que había "desayunado un bocata de tortilla". Y aún quedaba rib de cordero a la parrilla y helado de violetas, yogur y galletas, que sabía "a piruleta", además del moscato. Así terminaban casi tres horas y media de comida. "La verdadera felicidad en esta vida está en comer", aseguraba Llanos sentado en un sofá. "Ha sido espectacular. Es una experiencia que hay que vivir una vez en la vida si te lo puede permitir. Una vez, yo ya no volvería", reconocía el bilbaíno, que admitía que era "la comida más cara con diferencia que he pagado en toda mi vida, pero para mí ha merecido la pena".

noticias de noticiasdegipuzkoa