Real Sociedad | Aperribay: "Si crece la Liga, crece la Real"

El presidente txuri-urdin defiende el acuerdo de la patronal con el fondo CVC, sostiene que contribuirá a hacer frente a la amenaza de la Superliga y tilda de "ordenada" la economía de la Real

20.08.2021 | 18:26
Jokin Aperribay, durante la comparecencia de este viernes en Anoeta.

Lluvia de millones en la Liga. Y con el visto bueno de una Real Sociedad que ya se había mostrado favorable a aceptar los 2.700 kilos que el fondo CVC inyectará en la entidad promotora del campeonato español. El asunto, en cualquier caso, había despertado también reacciones diversas en el mundillo futbolístico, lo que sin duda animó a Jokin Aperribay a protagonizar una rueda de prensa y ofrecer las explicaciones pertinentes sobre la postura txuri-urdin. El dirigente compareció este viernes, para firmar una exposición que resumió en un par de frases. "¿El acuerdo es bueno para la Real? No lo sabemos. Dependerá de cómo nos vaya, sobre todo en lo deportivo. Pero sí es bueno para la propia Liga. Y si la Liga crece, crece también la Real".

Durante su alocución, Aperribay se refirió en varias oportunidades a la situación financiera que atraviesa la entidad que preside. El club ha dejado de ingresar 30 millones de euros por culpa de la pandemia. Pero su economía está "ordenada". "No se necesita hacer nada" para cuadrar las cuentas, indicó el dirigente en referencia a posibles ventas de futbolistas. Y el límite salarial tampoco supone un problema: "No hemos necesitado ampliarlo y tampoco lo venimos apurando, porque a la larga esto ya se habría traducido en pérdidas". Así las cosas, el máximo mandatario animó a los presentes enfocar el asunto desde "una perspectiva sectorial, general", para valorar lo que el acuerdo con CVC supone para la Liga.

En este sentido, quiso hacer hincapié en que los grandes campeonatos están viendo reducidos sus ingresos y que cada vez llegan a menos hogares, por culpa de fenómenos como el de la piratería. Repitió que todos los clubes, no solo la Real, ven mermadas las ganancias por culpa de la pandemia. Y situó a todo el ecosistema bajo el paraguas de la "amenaza de la Superliga", cuya creación se traduciría, para los equipos no participantes en ella, en "menos dinero, menos repercusión y menos interés de la competición local". "Ante esta situación, la Liga ha iniciado un plan para impulsar el sector y dar continuidad a su crecimiento. Porque, si no hacemos nada, si no impulsamos la digitalización de los clubes, si no segmentamos adecuadamente la motivación social ante el torneo, los ingresos bajarán y las amenazas crecerán".

El dirigente txuri-urdin siempre dejó entrever que su club podría sobrevivir perfectamente sin la porción del pastel que le corresponderá. Pero recalcó en multitud de ocasiones que el enfoque del tema debía resultar global. "Es importante que todos los clubes participemos en el acuerdo y que nuestra mirada sea solidaria y general. Nosotros como entidad podríamos asumir nuestro plan de inversiones sin este dinero. Pero otros no. El acuerdo es bueno para la Liga. Le va a permitir crecer sin endeudarse. Y una Liga fuerte nos va a beneficiar a la hora de evitar que las amenazas, principalmente la de la Superliga, ganen terreno".

Durante su explicación, Aperribay, miembro también de la comisión delegada de la Liga, vino igualmente a puntualizar que el acuerdo con CVC no implica para el campeonato vender su alma al diablo por espacio de 50 años, período que transcurrirá hasta que concluyan los compromisos adquiridos. "Estos señores han valorado la Liga en 27.000 millones de euros y se han comprometido a aportar un 10% de esa tasación para el impulso del campeonato. Tienen experiencia en el ámbito deportivo. No adquieren participaciones ni se quedan con nada que no sea suyo. Simplemente se hacen con cuentas de participación gracias a las cuales recibirán, durante este tiempo, un 10% de los ingresos distribuibles de la Liga. El 90% restante será para los equipos".

El presidente blanquiazul mostró su confianza en que la renuncia por parte los clubes a ese 10% de los ingresos distribuibles se vea plenamente compensada por el crecimiento que la Liga experimente a futuro. Y subrayó que conseguir avanzar supondría la mejor defensa ante una Superliga cuya constitución no ve factible "durante los próximos años". "Es complicado que puedan crearla sin los ingleses. La gran mayoría de los clubes de la ECA (Asociación Europea de Clubes) apostamos por que las clasificaciones a los torneos continentales sigan resolviéndose en función de la tabla local de la temporada anterior. La Superliga pretendía acabar con esto. Pero si las ligas nos hacemos fuertes, estaremos acabando con su amenaza".

Aperribay consideró así positivo que todos los clubes del campeonato cuenten con la oportunidad de seguir el camino que emprendió en su día la propia Real. "Cuando nosotros hace seis o siete años empezamos el proceso para reformar el estadio, lo hicimos para empezar a mirar a las necesidades del sigo XXI y para estar más cerca de nuestra gente. El club quiere vivir cerca de su afición, por todo lo que esto genera. Quiere que sus socios estén a gusto en el campo, que aprovechen la digitalización de la entidad, que cada vez les resulte más barato seguir a su equipo. Nosotros hemos podido conseguir todo esto, pero otros no tienen ahora los recursos para alcanzarlo. Y el acuerdo del que estamos hablando puede ayudarles".

Mediante un gráfico, el presidente txuri-urdin mostró cuáles son las vías de ingresos de los clubes de la Liga, a nivel promedial. Un 16% corresponde a los días de partido (taquillas, abonos...), un 54% a los derechos de televisión y el 30% restante a la esponsorización y a la venta de futbolistas. En el contexto actual, estas dos partidas finales tienden a verse disminuidas, circunstancia que el acuerdo de la Liga con CVC podría ayudar a mitigar incrementando las ganancias por la primera, la de los días de partido. Y es que una de las principales finalidades de la aportación residiría en optimizar las infraestructuras de los propios clubes. 

noticias de noticiasdegipuzkoa