Bog@ndo por la red

Alucino

20.08.2020 | 08:13

Alucino
infolibre.es
Hay cosas que no son opinables. Y punto. Ya lo avisó Umberto Eco: el problema empezó cuando los medios pusieron, pusimos, al mismo nivel a un experto y a cualquiera que pasaba por ahí. Y así hemos llegado a dar voz a los negacionistas de la pandemia con un tratamiento que, sin tapujos, está mal hecho. Un portavoz de estos escépticos no es un "médico" aunque él se presente así, es un "médico negacionista". Eso es informar. El resto es hacerles el juego. Y para que quede claro: los líderes españoles de esta barbaridad son "un profesor de yoga, un entrenador de fitness y un exdirigente de Vox" (InfoLibre).

¿Seguro que no tienen miedo?
elplural.com
No me creo que ninguno de los asistentes a esa manifestación de negacionistas en Madrid, sin mascarilla y bien juntitos, tenga miedo después de saber que acudió un enfermo de coronavirus que ahora está ingresado con neumonía y, al parecer, grave. Seguramente algunos aseguren que es una casualidad o parte del plan maquiavélico que mueve a la OMS y a todos los gobiernos del mundo, pero todos los locos tienen momentos de lucidez, y algunos se sorprenderán examinándose en silencio si eso que notan es carraspera o tos y si perciben el sabor de las comidas. Tarde, amigos.

¿Quieres ser Ussía?
twitter.com/alfonso_ussia
En resumen, es tan sencillo como esto: ¿quieres ser como Alfonso Ussía, un viejo de cualquier edad pasado de vueltas que porque sabe escribir se cree que sus opiniones son válidas aunque sean barbaridades, o quieres ser una persona normal y razonable? Quien elija lo primero, que vaya ensayando el argumentario con sus tuits: "Adelanto. Si quieren confinarme, en la cárcel, no en mi casa. Voy a fumar respetando a los no fumadores cuando me apetezca. Si solo se pueden manifestar grupos de diez personas, seré el undécimo. Harto de prohibiciones estalinistas". Algunos estamos hartos de los que se tienen por listos.