Claves para organizar una boda en la nueva normalidad

Aitana Ávila, finalista de 'MasterChef 7', y su pareja, el podólogo Álvaro Díaz, tuvieron que cancelar su boda a causa del coronavirus, pero reconocen que sus ganas de casarse han aumentado. La ceremonia se realizará en mayo, en Gordexola, dos años y un bebé después

20.09.2021 | 09:31
Aitana y Álvaro celebraron su 'no boda' por videoconferencia.

Al igual que le ha ocurrido a Aitana y su pareja, el podólogo Álvaro Díaz, el coronavirus ha roto los planes de unión de muchos prometidos. La que fuera finalista de 'MasterChef 7' tuvo que cancelar su boda, prevista para el 4 de abril de 2020, a causa de la pandemia, pero eso no le impidió celebrarla en pleno confinamiento. Eso sí, por videoconferencia. La pareja se puso sus mejores galas, Aitana con un velo de papel higiénico, para darse el "sí, quiero" virtual desde el salón de su propia casa, con el beneplácito de su familia y amigos al otro lado de la pantalla. La propia Aitana compartió unas instantánea y un pequeño vídeo del divertido y emotivo momento en sus redes sociales, donde se veía a la pareja bailando y dejando al descubierto la vestimenta de Álvaro, con americana y camisa, pero sólo con calzoncillos de cintura para abajo.

"No habremos podido celebrar como teníamos planificado el día de hoy, pero NADA (ni ningún virus) ha conseguido quitarnos la emoción ni las ganas de celebrar con todos los que queremos este día que recordaremos por siempre", aseguraba la exconcursante de 'MasterChef'. "Y es que lejos de tomarnos como una mala noticia el tener que posponer la boda, creemos que esto es una gran oportunidad. Una nueva oportunidad para celebrarlo por segunda vez, para volver a emocionarnos con los preparativos, para volver a disfrutar de esa impaciente espera, de esos nervios previos, para volver a imaginar cómo será todo, una oportunidad para seguir soñando con el gran día que, más tarde, pero por supuesto llegará", continuaba. "Y cuando llegue, lo celebraremos por todo lo alto, con más ilusión si cabe, con más ganas acumuladas incluso, porque nunca hay que dejar de celebrar y de disfrutar los buenos momentos con la gente que quieres", destacaba y agradecía a todos los invitados haber estado presentes en su "no boda".

Por último, dedicaba unas palabras a Álvaro, su futuro marido, a quien daba las gracias por esa locura y a quien prometía que su boda real será igual de bonita, pero pudiendo abrazar y besar a todos sus seres queridos. "Decirte que te quiero con todo mi corazón, gracias por hacer que mi vida sea maravillosa a tu lado día tras día. Descontando días para darte el sí quiero real y definitivo", concluía.

DISFRUTAR DE UNA BODA DISTINTa


Dos años y un bebé después, la esperada boda tendrá lugar en mayo de 2022. "Sigue todo preparado, tal y como lo dejamos", nos confirmaban, aunque, eso sí, habrá una invitada más que les robará todo el protagonismo, Micaela, la nueva incorporación a la familia, recién nacida el pasado mes de junio, que, junto a sus hermanos, Nicolás y Lucas, disfrutarán de ese día tan especial. La ceremonia será por lo civil en Gordexola y el convite se celebrará en el Restaurante Hotel Komentu Maitea.

Si nunca te imaginaste tu gran día así, pero te ha tocado también aplazar tu boda o debes organizarla siguiendo las normas de la nueva normalidad, no te preocupes, si algo nos ha enseñado la pandemia es nuestra capacidad para adaptarnos. Por eso, te sugerimos algunos consejos que han empleado Aitana y su pareja, Álvaro, para mantener la ilusión hasta el esperado día.

Coloca gel hidroalcohólico en la iglesia o lugar donde se oficie la ceremonia. Un buen detalle puede ser repartir a la entrada entregar mascarillas personalizadas con el nombre de los novios para agradecer a todos la asistencia al evento. Elige un lugar amplio y abierto para comer o cenar, con posibilidad de permanecer al aire libre. Esto permitirá guardar mejor las distancias y mejorará la seguridad de vuestros invitados y reparte a los comensales en mesas de cuatro o seis personas máximo.

Una de las mayores preocupaciones para la novia es el vestido. Si como en el caso de Aitana has tenido que posponer la ceremonia casi dos años y ya tenías el vestido preparado, puede ser una causa de estrés mantenerte en el peso exacto. Si no has variado de talla no tendrás problema, pero si debes hacer dieta para volver a adaptarte a él, no lo dejes para el último momento, empieza con tiempo. Y en el caso de que te quedes embarazada o no consigas recuperar esa silueta, no pasa nada, siempre podrás acudir a un taller de costura o a la modista que lo realizó, para que se encargue de proponerte la mejor solución.

En el caso de Aitana confiesa que después de haber dado a luz en junio ya ha vuelto a su peso, así que cree que no tendrá problemas con su vestido elegido, diseñado y hecho a medida por Paredero Quirós en Bilbao. "Tenía muy claro lo que quería", asegura, pero eso sí, no revela cómo será. "Llevo todo este tiempo callada sin decir ni mú y no puedo dar ninguna pista porque quiero dar una sorpresa a Álvaro ese día", nos cuenta con la ilusión en su rostro. Así que como último consejo, pero atentos, porque es el más importante de todos: no pierdas la ilusión ni la emoción con la que preparasteis este día y trata de mantener hasta el último secreto en vilo. Eso hará que el día que finalmente se celebre tu boda sientas que la espera mereció la pena.

noticias de noticiasdegipuzkoa