El malecón se prepara para el buen tiempo

La Brigada Municipal ha colocado bancos y mesas de ping-pong, sin embargo, no está asegurada la presencia de los toldos

04.04.2021 | 02:12
Trabajos de acondicionamiento del malecón de Zarautz. Foto: Xabi Txurruka

zarautz – Después del invierno, el malecón de Zarautz también va cogiendo color y con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas comienzan los trabajos de puesta a punto del paseo y de la playa, de manera que estos luzcan su mejor cara para recibir a vecinos y visitantes.

La Brigada Municipal de Zarautz ya ha realizado los primeros trabajos de acondicionamiento en el malecón, consistentes en instalar de nuevo los bancos y las mesas de ping-pong. Este mobiliario es un indicador de que el verano está a la vuelta de la esquina. Tanto las mesas como los bancos acompañarán a los vecinos y visitantes hasta otoño, ya que el Ayuntamiento los retira para que el mar no los dañe cuando empieza el mal tiempo. Durante esos meses, se almacenan en el edificio de la Brigada Municipal donde si fuera necesario se realizarían los trabajos para su mantenimiento.

los toldos Los toldos también son parte del paisaje veraniego de Zarautz. Normalmente se instalan el 1 de junio, y hasta el 15 de septiembre, alrededor de 600 toldos tiñen la playa de franjas blancas y azules. No obstante, los zarauztarras no pudieron ver esta estampa la temporada pasada, y a día de hoy también se cuestiona su presencia en esta temporada estival. De momento, teniendo en cuenta la situación de pandemia, todas las previsiones apuntan a que habrá que extremar la precaución un verano más.

De hecho, Gipuzkoa ya ha empezado a preparar la nueva temporada de playas. La primera sesión de trabajo tuvo lugar a principios de marzo con la participación del diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, la directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira, y representantes de los ayuntamientos de los municipios costeros, entre ellos Orio, Zarautz, Getaria y Zumaia. Por tanto, habrá que esperar para saber si este verano el arenal más extenso de todo Euskadi contara con sus icónicos toldos o no.