50 años del primer Interpueblos

07.07.2020 | 01:06
Los pelotaris de Zumarraga que disputaron la final de 1970, con Albisua y un niño. Foto: N.G.

En octubre de 1970 Zumarraga ganó por vez primera el torneo Interpueblos de pelota a mano. En 1971 repitió victoria.

Durante los años 70 y 80, Zumarraga fue una de las potencias de la pelota a mano. En 1970 y 1971 ganó el torneo Interpueblos y en 1982 y 1984 disputó dos finales más. En octubre se cumplirá el 50º aniversario de la primera victoria, conseguida ante Segura en el frontón de Bergara.

En categoría infantil jugaron el difunto Lázaro Ormazabal y Jon Gartziandia, en juvenil Agustín Erostarbe y José Mari Sudupe y en senior José Luis Idiakez y Pedro Gordo.

Gartziandia recuerda que las tres parejas tenían un gran nivel. "Decían que Segura tenía muy buenos infantiles, pero en la final les ganamos por 16 a 13. Era la primera vez que disputábamos el torneo y nos costó adaptarnos a los frontones grandes: Lázaro y yo habíamos jugados siempre en el pórtico de la iglesia de Ei-tza y con pelotas lentas".

Eso sí, se compenetraban como nadie: los dos eran de Eitza y llevaban jugando juntos desde niños. "Recuerdo que con solo 7 años jugamos un partido mano a mano. Aquel partido lo ganó él. En el torneo Interpueblos, el jugó de delantero y yo de zaguero. Tenía solo 14 años y era muy pequeño. No tenía fuerza, pero era muy hábil: dos paredes, dejadas... Yo, en cambio, darle y darle".

En juveniles, Zumarraga contaba con el mejor pelotari de la categoría: Erostarbe. "Tenía una fuerza terrible. Hacía muchos tantos de saque, pues en aquellos tiempos todos los saques los restaban los zagueros y desde el nueve no podían restar los saques de Erostarbe. A los dos o tres meses de ganar el segundo Interpueblos, pasó a profesionales. Pasó directamente desde juveniles. Sudupe también era buen pelotari, por lo que formaban la mejor pareja".

En cuanto a los dos pelotaris de categoría senior, Gartziandia comenta que el delantero Idiakez era "un fenómeno". Gordo también era buen pelotari. "Llevaba todas a buena. Los partidos de Gordo duraban hora y media".

Los responsables del equipo eran el difunto Alejandro Albisua y Daniel Apaolaza. Los partidos de casa los jugaron en el viejo Ederrena de Urretxu, pues por aquel entonces Zumarraga carecía de frontón cubierto.

Tal y como se ha indicado, la final se disputó en Bergara. Zumarraga se impuso por 3 a 0 a Segura. Medio pueblo se desplazó a Bergara y, tras la final, los zumarragarras se echaron a la calle. "Entramos en Zumarraga con las txapelas y las copas, en un descapotable antiguo que pertenecía a la familia De la Piedad. Le dimos la vuelta al pueblo y después subimos al balcón del ayuntamiento. La plaza estaba a rebosar. Se me puso la carne de gallina. ¡Solo tenía 15 años! En muy poco tiempo, pasé de jugar en el pequeño frontón de Eitza a salir al balcón del ayuntamiento".

Los pelotaris de Zumarraga entraron al pueblo en un coche descapotable y después subieron al balcón del ayuntamiento

noticias de noticiasdegipuzkoa