De las 509 viviendas sin censo en Tolosa, 253 están vacías

Tras el estudio realizado, se establecen nuevas medidas para fomentar el alquiler

26.12.2020 | 00:29
Una vista parcial de Tolosa.

El Ayuntamiento de Tolosa ha definido nuevas líneas de actuación en materia de vivienda de cara a 2021 en base a las conclusiones extraídas del estudio que ha realizado sobre el parque de viviendas vacías.

Uno de los primeros pasos ha sido realizar un inventario de las viviendas vacías para identificar las que realmente lo están. Se ha analizado su situación y se ha trazado un análisis sociodemográfico para conocer las necesidades actuales de vivienda y el perfil de las personas solicitantes.

De las 509 viviendas sin censo, se ha confirmado que 253 realmente lo están, ya que no hay ningún empadronamiento o tipo de consumo ligado a las mismas. Por tanto, las viviendas vacías representan el 2,7% del parque total de viviendas de Tolosa.

La mayoría están ubicadas en la Parte Vieja (94), Rondilla-Belate (39) e inmediaciones de la calle Laskorain (34). Muchas de ellas tienen una antigüedad mayor en comparación con el parque total: 171 pisos vacíos tienen más de 50 años, son de menor tamaño y la mitad no tiene ascensor. Por otro lado, 150 edificios han pasado alguna inspección técnica; un tercio con informes favorables, mientras que el resto requieren de intervenciones.

En cuanto a las necesidades de vivienda, 418 personas empadronadas en Tolosa han solicitado vivienda protegida a través de Etxebide y en el caso de los Servicios Sociales, el número de personas inscritas como demandantes asciende a 506.

El 18,7% de las personas solicitantes tienen menos de 30 años y el 59% son unidades familiares unipersonales. El 85% quiere independizarse por primera vez y el 61,3% apuesta por el alquiler. La capacidad de pago media mensual es de 452 euros y el 58% declara no poder pagar más de 450 euros al mes.

Partiendo de estos datos y de las necesidades detectadas, el Gobierno municipal pondrá en marcha una nueva línea de subvención para facilitar el pago del alquiler, ayudas para la rehabilitación de viviendas vacías y renovará los convenios con Etxebide y Alokabide. PNV-PSE quieren reafirmar así su apuesta por el alquiler y destacan el proyecto de Iurreamendi (23 de VPO y 40 tasadas) y la intención de promover en Amaroz nuevas viviendas destinadas al alquiler social en el barrio de Amaroz.