Iparragirre: autor del 'Gernikako Arbola' y amigo de los ciclistas

La plaza Iparragirre de Urretxu es punto de partida, parada y llegada

10.10.2021 | 00:13
Tres ciclistas de Urretxu señalan la estatua de Iparragirre. Foto: Asier Leunda

urretxu – Joxe Mari Iparragirre es conocido por ser el autor de muchas canciones populares, entre ellas Gernikako Arbola, pero va camino de ser conocido también por su relación el ciclismo. No en vano, la plaza presidida por su estatua es un lugar muy querido por los txirrindularis.

Muchos urretxuarras y zumarragarras la eligen como punto de partida, pues al ser amplia, es apropiada para una quedada. Además, tiene bancos para esperar sentado y cuenta con una fuente donde llenar el botellín antes de salir.

También es un buen lugar para hacer una parada: además de por las razones anteriormente mencionadas, porque en la plaza hay un bar en el que sirven estupendos pintxos y bocadillos.

Por ese último motivo, muchos ciclistas de Urretxu y Zumarraga finalizan en la plaza Iparragirre las salidas ciclistas: ¡qué mejor que una cerveza y un pintxo para ponerle un magnífico colofón!

En la plaza Iparragirre ha habido varias fuentes. La actual data de 1995. Es de cuando se reurbanizó la plaza. La fuente cuenta con un frontón, el escudo de la localidad y un grifo. El grifo es un animal mitológico. El de Urretxu echa agua por su boca. Además, se tallaron dos años en la piedra: 1763 (el año en el que se construyó la primera fuente) y 1995 (el año en el que se construyó la actual).

Las anteriores fuentes echaban agua a borbotones y a la nueva se le dotó de un depósito para que eche el sobrante y nunca falte el agua fresca proveniente del monte Irimo que tanto aprecian los ciclistas.

El bar En cuanto al bar Navarro, se abrió en 1941. Desde hace 40 años lo regenta la familia Lucena. Txus Lucena está encantado de que su terraza se haya convertido en punto de avituallamiento para muchos ciclistas. "Vienen muchos ciclistas. Aquí tenemos de todo: comida, agua fresca, terraza, una plaza amplia para dejar las bicis... Cuando pega el sol, suelen dejar las bicis debajo de Iparragirre. Los que están de paso piden cerveza con limón y los que finalizan aquí la salida, una caña. Para comer, pintxos de tortilla, jamón, croquetas, aceitunas...".

La estatua de Iparragirre lleva más años en la plaza que la fuente y el bar Navarro. Se colocó en 1890 y desde entonces ha visto pasar por debajo suyo a miles de ciclistas. Joxe Mari, ¡ya es hora de dedicarles una canción!

noticias de noticiasdegipuzkoa