La reforma de la plaza Dolarea en Beasain comienza este mes

El Ayuntamiento de Beasain rehabilitará la zona con la dotación de nuevas zonas verdes

02.02.2021 | 01:01
Una de las imágenes que muestra cómo quedará la plaza Dolarea después de la rehabilitación. Foto: N.G.

beasain – La plaza de Dolarea de Beasain comenzará su gran cambio a finales de este mes de febrero. Con un plazo de ejecución de cinco meses, será la empresa Moyua, con la aprobación de la Junta de Gobierno, la encargada de dicha obra, con un presupuesto de adjudicación de 741.297,86 euros.

Esta iniciativa se recoge dentro del Plan de Legislatura 2019-2023 del Gobierno, que tras un proceso participativo sacó a la luz dicha necesidad. Si los plazos establecidos se cumplen, Beasain finalizará esta reforma a finales de julio, por lo que durante la segunda mitad del verano ya se le podrá dar uso a la plaza en su totalidad.

"El objetivo principal de la rehabilitación del parque Dolarea es dotar a Beasain de un nuevo espacio público accesible, polivalente e integrado en el entorno Monumental de Igar-tza y la calle Igartza-Oleta", recalcan desde el Ayuntamiento, contentos con la iniciativa.

Estos trabajos pretenden dar a este área, según señala el proyecto "una mejor accesibilidad, optimizando la distribución de zonas verdes y poniendo en valor el arbolado ya existente que logrará enriquecer el paisaje urbano de esta margen norte del río Oria".

adiós al escenario Habrá grandes cambios visuales en el espacio. De hecho, el escenario que se encuentra en centro del actual parque, y que está algo abandonado, será demolido por completo, y a su vez, los espacios verdes que se crearán tendrán un mayor protagonismo.

"En el diseño renovado, la parte central del anfiteatro será un espacio diáfano que dotará al parque de una mayor polivalencia. Destacan dos fuentes de chorros para juegos infantiles que harán las delicias de las y los más pequeños. Asimismo, se unificarán las zonas verdes y se habilitarán distintos accesos", añaden.

A decir verdad, la plaza se encuentra algo aislada y apartada del tránsito hoy en día, a lo que se le quiere dar un mayor uso. Por ello en el proyecto aparece recogida la creación de "una generosa rampa" que arrancará desde la cota del paseo. Ese gesto hará que la presencia del parque sea más destacada y a la vez más accesible para las y los beasaindarras.

Gracias a esta intervención, desde el Consistorio remarcan las ventajas que traerá al municipio y a los ciudadanos. "Se hará realidad un proyecto que incidirá directamente en el bienestar y en la calidad de vida de los beasaindarras, principal objetivo del Gobierno municipal, haciendo una Beasain más sostenible y accesible".