'Ehunmilak', en el salón de casa

28.03.2020 | 23:41
David Cid, en el pasillo de su casa, corriendo la Ehunmilak. Foto: D. Cid

El lazkaotarra David Cid ha completado las cien millas

Hace pocos días la organización de las carreras de Ehunmilak anunciaron que este 2020 no habrá edición. La maratón Marimurumendi, Goierriko Bi Handiak y Ehunmilak se iban a disputar en julio como todos los años, pero el comité directivo ha decidido aplazar el evento ya que no pueden asegurar las condiciones de la carrera, y para aquellas personas que quieran participar el entrenamiento es imprescindible y está claro que en esta situación no se puede llevar a cabo.

Pero hay quienes no se conforman y de una manera original este año sí han terminado la Ehunmilak, los 168 kilómetros de la carrera. Es el caso del lazkaotarra David Cid, que con el equipo deportivo preparado, ha cambiado los montes y las calles por el pasillo de su casa. Por etapas, ha realizado la Ehunmilak, que justo la terminó ayer.

"La verdad es que comencé a correr sin ningún objetivo claro. Llevaba cerca de una hora corriendo por el pasillo y se me ocurrió realizar la Ehunmilak por etapas", declara a este periódico. Él ya tiene experiencia, ya que anteriormente la ha terminado cinco veces, y la Goierriko Bi Handiak tres.

Así, se puso sus zapatillas de correr el 22 de marzo, y en una semana ha completado el reto. Ha repartido la carrera por etapas, siendo la más corta de 19 kilómetros, y la más larga de 33.

con humor "Lo más difícil está siendo tener que estar en casa sin poder salir. Aunque tengo que admitir que este reto se me ha hecho bastante llevadero porque le he puesto bastantes dosis de humor. ¡Qué sería de la vida sin humor!", recalca. De hecho, en uno de los vídeos que ha subido a su Facebook se puede ver cómo se ha metido en el papel y hasta se ha preparado los avituallamientos correspondientes.

Durante todo el año realiza deporte, por lo que destaca que no se ha preparado de una forma especial para esto. "Normalmente corro por la tarde; y aunque en alguna foto se me vea con el frontal puesto y las luces apagadas, por las noches duermo y no corro", dice entre risas.

Satisfecho con lo realizado, ayer mismo en la última etapa se sumó al reto de la carrera virtual para recaudar dinero para la investigación del COVID-19. "El objetivo ha sido doble", dice.

Por ahora no tiene intención de comenzar con otro desafío de esta índole, aunque tampoco lo descarta. "Todo dependerá de cuanto se alargue esto", suma. Mientras tanto tampoco dejará de hacer deporte, ya que también cuenta con un rodillo en casa y eso hace que no se aburra.