bertan

Donostia: Para sacar todo el jugo a los móviles

10.01.2022 | 00:49
Una de las formadoras ofrece explicaciones en una sesión celebrada en diciembre en la casa de cultura de Intxaurrondo.

--- Mujeres de entre 62 y 72 años de Egia, Gros, Amara y Altza son las principales alumnas de las clases organizadas por el programa 'Plus 55'

--- El objetivo de estas clases es que las personas mayores aprovechen al máximo las posibilidades de sus 'smartphones'

Más de 220 donostiarras mayores de 55 años se acercaron el pasado año a los distintos cursos de capacitación para usar el teléfono móvil tipo smartphone, organizados por el programa Plus 55 del Ayuntamiento de Donostia. Por su parte, los centros KZGunea, del Gobierno Vasco, también ofrecieron sesiones de aprendizaje de uso del móvil y la tablet, a los que básicamente asisten personas de más de 50 años.

En los doce meses del pasado año, el programa municipal Plus 55 impartió 19 formaciones, de seis horas cada una y divididas en dos días, en los distintos centros culturales de la capital guipuzcoana. En cada curso hubo entre doce y quince plazas, que suelen llenarse rápidamente, ya que las personas de esta franja de edad ven la necesidad de ampliar sus opciones para hacer un uso más práctico de los modernos teléfonos móviles.

Las mujeres de entre 62 y 72 años, vecinas de los barrios donostiarras de Egia, Gros, Amara y Altza, suponen la franja social más importante en los cursos ya que copan el 50% de los asistentes, según las encuestas realizadas entre los asistentes.

Aproximadamente, la mitad de quienes acuden a las sesiones ya usa el móvil y la misma proporción emplea varios dispositivos, como pueden ser el móvil, la tablet y el ordenador. El 44% de los asistentes a las clases, además, cuenta con red wifi en sus hogares, pero más de la mitad no dispone de ella.

Las encuestas realizadas entre el alumnado revelan que más de la mitad de los asistentes (55%) no utiliza ninguna aplicación de mensajería para comunicarse. Pero entre quienes sí lo hacen, el 96% se decanta por la red WhatsApp.

Al igual que en el resto de franjas de edad, las personas mayores que emplean las nuevas tecnologías valoran altamente lo que les aportan para mantenerse informadas y en contacto con familia y amigos, según el balance elaborado por el programa Plus 55.

El análisis también señala las preferencias de los cursillistas a la hora de usar las nuevas tecnologías. Leer la prensa, hacer consultas en YouTube, gestiones bancarias, facturas, compras o preparar viajes son algunas de las actividades principales de los usuarios, además de otras de ocio como escuchar música y charlas, ver películas y asistir cursos o sesiones deportivas.

Aunque muchas personas que asisten a las sesiones de formación ya utilizan móviles y tablets, no todas ellas conocen las nociones básicas de estos instrumentos tecnológicos. Por ello, los talleres organizados por Plus 55 comienzan por el nivel básico, en el que se enseña la estructura del teléfono, sus botones, el manejo de las llamadas y los contactos. Los alumnos también aprenden a conectarse a las redes wifi, a usar la cámara de fotos y vídeos, así como a visualizar las imágenes, guardarlas y borrarlas. El uso del WhatsAppy el correo electrónico son acciones que también se enseñan en las formaciones.

Con la puesta en marcha de este programa, que lleva ya varios años en funcionamiento, el Ayuntamiento no solo desea ofrecer un aprendizaje tecnológico a las personas mayores sino, también, acercar los métodos nuevos de comunicación que se han hecho más necesarios que nunca con la pandemia.

gestiones bancarias Pero no solo el Ayuntamiento y KZGunea apuesta por dar a conocer el uso de las nuevas tecnologías entre la población de más edad. También Kutxabank ha llevado a cabo una primera experiencia, en el barrio de Bidebieta, para enseñar a los mayores de 55 años a llevar a cabo gestiones bancarias por Internet. El taller fue organizado después de que la entidad bancaria optase por cerrar la oficina en el barrio y el Consistorio reclamase alguna acción para evitar que los clientes se tengan que trasladar más lejos.

En la primera experiencia, que se desarrolló en octubre, unos 25 ciudadanos asistieron al curso desarrollado en el Hogar del Jubilado Guardaplata.

En este caso, la mayor parte también fueron mujeres, que acudieron con sus tablets y smartphones. Consultar el saldo, ver los movimientos de cuentas entre fechas, pagar recibos y hacer trasferencias son algunas de las gestiones que aprendieron a formalizar sin tener que desplazarse a una oficina.

Más de 220 donostiarras mayores de 55 años asistieron el pasado año a las clases de 'smartphone' que ofrece el Ayuntamiento

Más de la mitad de los asistentes no utiliza aplicaciones de mensajería pero el WhatsApp reina entre quienes sí lo hacen

noticias de noticiasdegipuzkoa