bertan

Donostia: Los 125 años del Club náutico se celebran editando su historia

José María Urkia ha bebido de las actas del club y del Archivo Municipal para elaborar un relato dividido en 13 capítulos

31.12.2021 | 00:45
José María Urkia posa con su libro ante las instalaciones del Real Club Náutico.

donostia– 125 años de historia mirando al mar, un siglo y cuarto de vicisitudes del Real Club Náutico de San Sebastián (RCNSS) que José María Urkia Etxabe (médico, presidente de la Sociedad Vasca de Historia de la Medicina y expresidente la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País) ha recogido en un trabajo que se ha prolongado por espacio de un año.

El RCNSS cursó el encargo a Urkia que, inicialmente, lo tomó con sorpresa, dado que su especialidad pasa por investigar en el ámbito de la medicina. Pero no se amedrentó y y dijo sí al encargo del actual presidente del club, Pío Aguirre.

Precisamente los presidentes y su impronta en la evolución del club, las actas que se conserva "a buen recaudo en las instalaciones del Náutico" y las consultas al Archivo Municipal de Donostia han sido el fundamento del trabajo de Urkia. Además, los fondos de Kutxa Fotototeka y las imágenes que han sido guardadas por el propio club han contribuido a rematar un trabajo que no escasea en detalles.

Con 400 páginas y 225 imágenes como testimonio gráfico, RCNSS, 125 años en la mar 18962021, es casi un cuaderno de bitácora de un club que desde que echó a andar acumula muchas historias.

El Club Náutico nació de la mano de un grupo de balandristas que se reunieron en el despacho del antiguo Casino, hoy edificio de Ayuntamiento. El trabajo de aquellos impulsores, y de quienes les siguieron, lograron colocar a Donostia "como tercera ciudad en importancia en organización de regatas".

Pero si hay algo que donostiarras y visitantes vinculan con el RCNSS es el edificio, diseño de Aizpurua y Labayen de 1928. El trabajo de Urkia, en cambio, no tiene como eje el emblemático edificio, profusamente estudiado en diversas publicaciones.

Durante un año ha trabajado para, en trece capítulos, recoger la realidad del club, sus presidentes y sus comodoros, encuadrando el relato en la realidad de una ciudad que siempre ha mirado al mar.

Con prólogo del alcalde de la ciudad, Eneko Goia, introducción del actual presidente de la Club Náutico Pío Aguirre e, incluso, una guiño de Cristina Iglesias, el exhaustivo trabajo de Urkia, comienza a andar hace 125 años, en una ciudad "centro neurálgico del veraneo de España y un referente en Europa".

Pero el paseo que plantea Urkia tiene como guion las actas del club y destaca el ingente trabajo que se realizó en materia de organización de regatas, con cambios en el tipo embarcaciones.

El RCNSS, evoca Urkia, ha sido un club que ha aguantado sin grandes dificultades los cambios en las corrientes políticas. En la II República el presidente Alcalá Zamora en su visita a Donostia se fotografío junto a las instalaciones. La vinculación con la monarquía y el veraneo real se ha mantenido durante años, y también fue un club en cierta manera protegido en la dictadura de Franco. Ahí queda como testimonio una imagen de Himmler subiendo por las escaleras de este barco varado cuyo diseño, destaca Urkia, generó debate en un ciudad que quería proteger su perfil de costa.

Ha recibido el Club Náutico ilustres visitas, como la de Pablo Picasso, pero ha sido, subraya Urkia, un lugar de encuentro deseado y al que acceder no resultaba tan sencillo, con un punto elitista.

Con un pico de socios que rondó los 1.800 la parte social del Club Náutico es difícilmente divisible de la que tiene relación con la navegación y las regatas, aunque en ocasiones ambas facetas no hayan ido de la mano.

Ha tenido el RCNSS, como la propia ciudad, momentos de mayor o menor gloria, aunque siempre se haya trabajado para que el impulso a las regatas, desde la que partía de La Habana, a la de Plymouth u otros puertos, siguiera siendo prioritario. Urkia cuenta a NOTICIAS DE GIPUZKOA, cómo fue cambiando y afianzándose el papel de la mujer en RCNSS y aunque, reconoce, "todavía no ha habido ninguna presidenta", sí integrantes de la junta directiva y balandristas.

La tesorería del club conforma una parte sustancial del libro que luce una muy cuidada edición. La tirada se ha reservado para los socios del Club Náutico, aunque las personas interesadas en hacerse con el mismo lo tendrán disponible en sus instalaciones.

Estatutos, actas, presidentes, tesorería, regatas... El recorrido profusamente documentado que ofrece Urkia evidencia el estrecho vínculo del club y la ciudad, también su unión con el Ayuntamiento, aunque no siempre el apoyo haya sido unánime.

"En días plácidos y borrascosos el edificio tiene su encanto, pero ha sufrido los embates del mar", evoca Urkia, que como curiosidades en esta ya larga historia destaca la posición en el ranking de ciudades organizadoras de regatas que ocupó Donostia, algunas personalidades que fueron sus presidentes y, como detalle, que "en algún momento en los estatutos se prohibiera la entrada de perros y de personas con armas de fuego".

"Donostia llegó a ocupar en su tiempo el tercer puesto en el ranking mundial como ciudad organizadora de regatas"

"En los estatutos se prohibió la entrada de perros y de personas con armas de fuego"

José María Urkia

Autor del libro sobre el RCNSS

noticias de noticiasdegipuzkoa