bertan

Donostia | El enlace de Marrutxipi con la variante estará listo en 2024

La obra, de 12,6 millones de euros de coste, comenzará en el primer trimestre de 2022

15.09.2021 | 01:17
Mapa de la zona donde se construirá la nueva conexión viaria entre la GI-20 y el entorno de Ategorrieta. Foto: N.G.

donostia – El nuevo enlace de la variante de Donostia con Marrutxipi, que permitirá que el trafico llegue directamente a Intxaurrondo, Gros y Egia, sin ocupar el paseo de Bizkaia, será una realidad en el año 2024. Las obras para este nuevo acceso viario de la capital guipuzcoana darán comienzo en el primer trimestre de 2022, según anunció ayer la portavoz de la Diputación, Eider Mendoza, que recordó que el plazo de trabajos será de 24 meses.

El Consejo de Gobierno de la Diputación aprobó ayer el convenio de colaboración que suscribirá el ente foral con el Ayuntamiento para financiar entre ambas instituciones las obras del enlace de Marrutxipi, en la variante de Donostia (GI-20).

El presupuesto base de la obra asciende a 12,6 millones de euros, IVA incluido. 9,1 millones correrán a cargo de la Diputación mientras que el Ayuntamiento pagará 3,5.

Mendoza recalcó la importancia del proyecto, cuyo objetivo final es aliviar el tráfico interior de la capital guipuzcoana y contribuir a mejorar la circulación urbana. "Hoy por hoy, el tráfico en Donostia depende del paseo del Urumea y necesita de alternativas. Con Marrutxipi es lo que hacemos, abrir una alternativa, lo que disminuirá el colapso del tráfico y generara menos dependencia del vial paralelo al río", dijo la portavoz foral.

La conexión de Marrutxipi permitirá entrar y salir de Ategorrieta e Intxaurrondo Norte, lo que descargará de tráfico otras vías de salida de la ciudad como el paseo de Francia-Federico García Lorca, actualmente utilizado para salir de Gros y Egia.

El nuevo enlace se situará entre los túneles de Polloe a Intxaurrondo, a 580 metros de distancia con los parques de Etzieta al norte y Castelao al sur, pasando por una zona muy urbanizada. La conexión abarcará todos los movimientos de entrada y salida, tanto del este como del oeste, y no afectará a los parques, según señaló Mendoza.

El proyecto en el que se basará el nuevo enlace contempla dos pasos por debajo de la actual variante, para cada uno de los sentidos. También se construirán sendos ramales de conexión y una nueva rotonda, en la confluencia de la calle Fernando Sasiain con el paseo de Mons, donde el enlace se conectará con la actual red viaria urbana.

La portavoz del Ejecutivo foral considero "estratégica" esta actuación, así como la construcción del nuevo acceso al Polígono 27 de Martutene, que costará 6,7 millones de euros y será asumido en su totalidad por la Diputación. Se prevé que sea una realidad a finales de año o principios de 2022.

Este enlace tendrá 888 metros de longitud y cruzará sobre el camino de Petritegi, bordeará el barrio Galtzaur de Astigarraga, pasará por la zona alta de la loma de Antondegi y conectará con el paseo Ubarburu, en el polígono de Martutene. La nueva conexión será una entrada directa al entorno empresarial, lo que eliminará tráfico del entorno y aligerará la carga de la rotonda de Martutene.

noticias de noticiasdegipuzkoa