Pilar Arana
Concejala de movilidad

Donostia | Pilar Arana: "La búsqueda de nuevos bidegorris se basa en una visión de conjunto"

05.07.2021 | 00:16
Donostia | Pilar Arana: "La búsqueda de nuevos bidegorris se basa en una visión de conjunto"

La edil de Movilidad, Pilar Arana subraya la apuesta del Ayuntamiento por la movilidad sostenible aunque asegura que la planificación debe realizarse con perspectiva

donostia – Pilar Arana, edil de Movilidad del Ayuntamiento de Donostia, defiende iniciativas que impulsen la movilidad sostenible, como la de las cargo bikes.

¿Por qué son importantes propuestas de estas características?

–Porque son interesantes y porque no es fácil que la ciudadanía sin ayuda de la Administración acceda a estos vehículos. De ahí que nos decidiéramos a participar en un programa europeo que tiene como fin su promoción. Además, es esta una iniciativa acorde con el objetivo municipal de impulsar la movilidad sostenible también en los centros escolares, con los que queda mucho trabajo por hacer.

¿Es esta es una fórmula con muchas salidas?

–Sí, claro. Puede utilizarse para llevar las compras a nivel personal o, incluso, para transportar a niños y niñas. También hemos hecho experiencias de este tipo en el transporte de compras en comercios.

¿En los centros escolares las 'cargo bikes' ayudarían a sacar a los niños y niñas más pequeños de excursión?

–Cuando vamos a los centros escolares presentamos la herramienta. Sí que puede ser utilizada por los propios centros, pero sobre todo la presentamos a madres y padres, para las familias.

Esta es una pata más de la apuesta por la movilidad sostenible en Donostia. ¿Hay nuevas propuestas de bidegorris para fomentar el uso de la bicicleta?

–Todo lo que estamos trabajando ahora es mirando a la ciudad del futuro, cómo queremos que sea la Donostia futura. Planteamos que la búsqueda de nuevos tramos en ejes peatonales o de bidegorris se base en esa visión de conjunto, de itinerarios completos. De ahí saldrán las actuaciones concretas, pero todavía no están definidas.

La llegada del Topo, entre otras actuaciones, hará que se sumen nuevas zonas en superficie sobre las que intervenir.

–Efectivamente. Todo eso lleva consigo la realización de un análisis sobre la totalidad de la oferta del transporte público tras la llegada del Topo. En ello estamos. También trabajamos en la definición de zonas libres de emisiones y ruidos, lo que supondrá limitaciones en el acceso de vehículos. Todo afecta a la hora de realizar un diseño de ciudad.

Da la impresión de que se ven más bicis de DBizi en la calle.

–Es que hay más bicis y funcionan mejor.

¿Y se van a poner más estacionamientos sobre todo en zonas altas?

–Entiendo las quejas de los usuarios en ese sentido. Pero estos sistemas sobreviven si hay movimientos cruzados. Si ponemos uno arriba de Egia, por ejemplo, mucha gente bajaría a primera hora y subiría a última hora. No habría movimientos cruzados. Así las cosas, un vehículo tiene que estar constantemente transportando las bicicletas de abajo a arriba o viceversa y el sistema se dispara en costes.

¿El Consistorio ha tirado la toalla?

–No. En la segunda fase habrá nuevas estaciones, pero el problema sigue siendo el mismo. Este es un contrato de por sí caro y en el anterior sistema nos dimos un buen sopapo. Por ello, hemos decidido ser cautos. La gente parece que responde, usa el servicio y no hay vandalismo. Normalmente hay unos 1.500 usos, pero un día en concreto llegaron a los 1.900. Pese a todo, los responsables dijeron que se había notado pero no tanto. Eso es porque hubo movimientos cruzados.

Pero parece lógico que en los puntos altos haya más estaciones.

–Hay otra condición. En cada zona no puede haber solo una estación, tiene que haber al menos dos para garantizar que, si no tienes sitio en una, tengas cerca otra. Eso se complica en algunos barrios. / Foto:

noticias de noticiasdegipuzkoa