bertan

El Plan General pone límite al espacio para hoteles en cada zona de Donostia

El documento asume las reglas de la ordenanza de pisos turísticos anulada y saca del limbo jurídico a medio millar de ellos

14.04.2021 | 00:18
Edificio de viviendas de la calle Fuenterrabía esquina con San Martín convertido en hotel.

Donostia – El Ayuntamiento de Donostia finaliza este mes la tramitación iniciada para restringir los usos hoteleros en los distintos ámbitos urbanísticos (zonas de la ciudad delimitadas dentro del Plan General) y no autorizará que estos supongan más del 25% de la superficie destinada a usos terciarios (bares, tiendas, oficinas y otros negocios) en cada área.

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, señaló ayer que este tope podría afectar en el futuro a barrios con alta densidad de hoteles, como el Centro, Gros e, incluso, El Antiguo, por ejemplo, aunque dejaría margen para la apertura de establecimientos en otras zonas de la ciudad. A la Parte Vieja, con más de un 30% de usos hosteleros y de alojamiento dentro de sus metros destinados a uso terciario, no le afecta esta decisión ya que el barrio fue declarado zona saturada, lo que impide en cualquier caso nuevos hoteles, hostales y apartamentos turísticos.

La prohibición de que haya más del 25% de las superficies terciarias de ámbito convertidas en hoteles, hostales y similares, forma parte de las nuevas Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana, que aprobó ayer la Junta de Gobierno local y que recibirá el refrendo definitivo del Pleno a fin de mes.

Pero este no es el único cambio que pretende poner un cierto freno a la proliferación de establecimientos para visitantes. Las nuevas normas también son más exigentes a la hora de que un edificio de viviendas entero se transforme en hotel. Para ello, por ejemplo, se exigirá ahora la elaboración de un Plan Especial, que deberá ser aprobado por el Consistorio, algo que no sucedía antes.

Las nuevas normas urbanísticas del Plan General, además, absorben las directrices de la ordenanza de pisos turísticos, que aprobó en 2018 el Ayuntamiento y que ha sido anulada por los tribunales. Tras recursos presentados en contra de la ordenanza, los jueces dictaminaron que esta regulación no era la figura legal correcta para ordenar la autorización de estas viviendas para visitantes. En vista de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco consideró nula la ordenanza, el Ayuntamiento comenzó una modificación de las Normas Urbanísticas del Plan General con el fin de que las directrices de norma sobre los pisos turísticos quedasen absorbidas en la reglamentación superior del Plan General, como sugerían los jueces.

De este modo quedará atajado el limbo legal en el que se encuentran actualmente medio millar pisos turísticos, autorizados con la ordenanza que fue posteriormente fue anulada, y que quedarán regulados dentro del Plan General.

"que no se apruebe"


El grupo municipal de EH Bildu ha sido especialmente crítico con la ordenanza y sus contenidos y ha defendido en los últimos tiempos que solo se autoricen pisos turísticos la primera planta (entre otras circunstancias similares), y no se abra la mano a que puedan estar en otras, como permitía la ordenanza anulada, cumpliendo determinadas condiciones. Sin embargo, estas reglas quedarán ahora incluidas en el Plan General.

La plataforma por el decrecimiento turístico Bizilagunekin, también favorable a autorizar los pisos turísticos solo en la primera planta, pidió ayer que no se aprueban las reformas del Plan General con el fin de que sean ilegales los 559 apartamentos para visitantes que están encima de primeras plantas. Según los datos ofrecidos por esta plataforma, el 43,9% de los 1.272 pisos de uso turístico recogidos en el registro del de Donostia se sitúan por encima de la primera planta. El resto, 713 (56,1%), se ubican en las primeras plantas, por lo que no piden su ilegalización

El Centro es el barrio donde más pisos se encuentran sobre la primera planta, un total de 152, más de un 27% de todos para los que la plataforma pide la anulación de las licencias. Le sigue Gros, con 150; Amara Berri, con 62; Parte Vieja, con 48; El Antiguo, con 45; Amara Zaharra, con 32; Egia, con 28; e Ibaeta, con 11. Los demás barrios tienen entre uno y diez.

La reclamación también es suscrita por las asociaciones de vecinos Amara Bai, Egia Bizirik, Parte Zaharrean Bizi, Heriz Plataforma, Hondarpe de Gros, Saretxe (Red por la vivienda de Gros), Sindicato de Inquilinas de Donostia y Stop Desahucios Gipuzkoa.

balcones


Por otra parte, las nuevas Normas Urbanísticas del Plan General también favorecerán la creación de balcones en los edificios y se permitirá que hasta un 10% de la superficie construida pueda ser destinada a ellos, sin que computen como edificados. Además, se podrán añadir balcones a viejos inmuebles, en determinadas condiciones.

Además, las nuevas normas también cambian el "tamaño mínimo promedio" de las viviendas, lo que permitirá que se puedan dividir en dos algunos pisos que, hasta el momento, no podían hacerlo por ser demasiado pequeños. Ahora, se podrán dividir las viviendas de un mínimo de 120 metros cuadrados, siempre que uno de los pisos resultantes sea de al menos 65 metros cuadrados y el otro de 45 metros cuadrados o más.

 


noticias de noticiasdegipuzkoa