Donostia | Al abrigo de Urgull sin salir de casa

23.03.2021 | 00:37
Una imagen de la exposición 'Al abrigo de Urgull', colgada en San Telmo hasta el 2 de mayo. Foto: Ruben Plaza

san telmo ofrece la posibilidad de visitar la muestra de grabados de modo virtual, con imágenes de 360 grados

La exposición Al abrigo de Urgull, con grabados y otras imágenes sobre el monte en torno al que creció Donostia, se puede contemplar no solo in situ sino también de modo virtual, por un sistema de alta definición y 360 grados de visión que, hasta el momento, solo se ha puesto en marcha en el Museo Mauritshuis, de La Haya, y en la Biblioteca Nacional y el Museo Nacional ambos en Madrid.

Así lo destacó ayer el museo de San Telmo en una nota informativa, en la que subrayó su apuesta por "reforzar sus contenidos digitales, especialmente en tiempo de pandemia" y "ofrecer a sus visitantes online una experiencia similar a la de quienes acuden a sus salas".

La tecnología Second Canvas, que ya se había utilizado en el museo de San Telmo anteriormente con una selección de obras de su exposición permanente, ha servido en este caso para llevar a la red esta exposición de grabados y hacerla accesible a más personas.

En la visita virtual, además de recorrer las salas gracias a una digitalización de 360 grados, se puede disfrutar de contenido multimedia diverso como vídeos u obras en formato Second Canvas (super-zoom, narrativas multimedia, etc... para explorarlas al detalle). La propuesta, a la que se puede acceder desde la web del museo tanto como a través de la app Second Canvas-San Telmo Museoa, incluye una visita libre y un tour guiado, tanto en euskera como en castellano.

La opción de la visita libre permite que cada persona vaya avanzando a su ritmo y pasando de una a otra sala. En cada lugar se puede acercar y alejar la visión de los grabados y, en algunos de ellos, visualizarlos con mayor detalle con altísima resolución y explicaciones para ampliar la información de esa obra concreta, ya sea en formato de texto o de audio.

La visita guiada, por su parte, lleva al espectador por un itinerario concreto, en el que la voz de una persona va presentando la exposición, mientras la imagen de 360 grados se va moviendo por las distintas estancias de la muestra.

La visita virtual permitirá que los interesados puedan contemplar la muestra aunque esta haya dejado de estar colgada en las paredes del museo. En principio, está previsto que la exposición se mantenga hasta el 2 de mayo, pero la opción virtual permitirá seguir contemplándola desde cualquier arte del mundo.

La misma plataforma permite que puedan desarrollarse también online las actividades habituales del museo, tales como visitas guiadas de grupos o visitas escolares.

El sistema de alta definición solo se ha usado en los museos Mauritshuis y Thyssen-Bornemisza y en la Biblioteca Nacional