Donostia tiene "muy avanzada" una alternativa para ubicar el Museo del Montañismo Vasco

Pide a la fundación EMMOA que implique a otras instituciones, ya que no es solo una entidad de Donostia sino "de toda la sociedad vasca"

11.03.2021 | 19:23
Un hombre mira unas botas históricas en la oficina del Museo del Montañismo Vasco de Zuhaizti, de donde tendrá que salir cuando empiecen las obras del polideportivo.

Aunque hace y medio se preveía que el espacio de Zuhaizti donde se guarda y cataloga el material para la creación de un Museo del Montañismo Vasco se trasladaría al estadio de Anoeta, "la coyuntura ha cambiado" y ahora el Ayuntamiento busca otro emplazamiento así como la implicación de más administraciones

El Ayuntamiento de Donostia tiene "muy avanzada" una posible alternativa para ubicar el futuro Museo del Montañismo Vasco, según señaló este jueves el concejal de Deportes, Martin Ibabe, que reconoció que el proyecto de la fundación EMMOA (Euskal Menditasunaren Museoa/Museo del Montañismo Vasco) no podrá ubicarse en Anoeta, tal y como informó NOTICIAS DE GIPUZKOA. Ese era el plan hace año y medio, pero "ha cambiado la coyuntura" y distintos servicios de la administración necesitan espacio en estas instalaciones de su propiedad, dijo Ibabe.

El germen del Museo del Montañismo Vasco se encuentra desde hace año y medio en el edificio del polideportivo de Zuhaizti, un espacio cerrado al público en el que se desarrollan tareas de organización, catalogación y custodia de los objetos. Todo el patrimonio recopilado por la fundación a lo largo de años tendrá que salir en "dos o tres meses" del polideportivo donostiarra sin contar aún con otra localización alternativa.

Ibabe señaló que la fundación EMMOA no es una entidad de carácter municipal, sino que representa "a toda la sociedad vasca" y consideró necesario "un compromiso por su parte para implicar a otras instituciones como las diputaciones o el Gobierno Vasco" a la hora de poner en pie el futuro Museo del Montañismo Vasco. El concejal de Deportes recalcó que la situación ha sido explicada a los promotores del proyecto y consideró que la iniciativa tiene mucho interés.

"El Ayuntamiento de Donostia demostró desde el principio su interés, dio un paso adelante y cedió espacio en Zuhaizti, como solicitaba EMMOA", señaló el corporativo que, sin embargo, manifestó que la infraestructura deportivo-cultural no puede recaer en exclusiva en las espaldas del consistorio donostiarra. "No es un club de San Sebastián sino una fundación que representa a toda la sociedad vasca", dijo.

La parte económica, sin embargo, no es la única que pesa en la decisión de buscar una alternativa para que se guarden los miles de libros, imágenes, objetos y material de montaña de la historia del montañismo vasco que están siendo ordenados para crear un museo abierto al público. "Estamos dispuestos a colaborar para que sea algo práctico, no solo un almacén", dijo Ibabe.

El concejal de Deportes añadió que sigue de cerca las actividades de la fundación, como la llevada a cabo en Gasteiz en los últimos meses, con escaparates comerciales transformados en museo al aire libre con la historia del montañismo vasco. La idea resultó muy bien acogida y se repetirá en Bilbao y también en Donostia si la fundación y los comerciantes llegan a acuerdos para lograrlo.

Mochilas, botas, piolets y otros elementos que forman parte ahora de la fundación Emmoa se mostraron en la exposición Mendia, que acogió el museo de San Telmo en 2015.