Goia pide pensar en "qué se debe hacer" y no en "qué se puede hacer"

Un bar fue sancionado el lunes por servir en su interior y 23 terrazas fueron advertidas

13.05.2020 | 02:00
Personas en una terraza de Reyes Católicos, ayer.

donostia – El alcalde de Donostia, Eneko Goia, pidió ayer a los donostiarras que actúen con "responsabilidad" en la nueva fase de la pandemia del coronavirus y recalcó que "es más fácil gestionar el confinamiento que lo que nos viene ahora". Ante la confusión general sobre el permiso para llevar a cabo determinadas actividades, el mandatario solicitó a los ciudadanos que "piensen en qué deben hacer" más que en "qué pueden hacer" en la actual situación, con el fin de seguir conteniendo la pandemia. Asimismo, recordó a los 1.400 fallecidos en la Comunidad Autónoma Vasca por la enfermedad del COVID-19 y a los 16.000 contagiados, además de a los "miles de sanitarios" que siguen en primera línea contra el virus.

Goia se mostró favorable a la decisión del Gobierno Vasco de mostrarse algo más restrictivo en la primera fase de desconfinamiento para "no tener que tomar una decisión desagradable en el futuro". "Decir a la gente que hay que retroceder por no haberlo hecho bien sería más duro", consideró.

El regidor informó también de la actividad de control a la hostelería llevada a cabo por la Guardia Municipal desde el pasado lunes, cuando los bares pudieron abrir sus terrazas para el consumo hostelero. Explicó que los agentes llevaron a cabo 44 comprobaciones y 23 advertencias por encontrarse gente arremolinada alrededor de las mesas principalmente, lo que incumple los dictámenes de la presente fase 1 de desescalada. En concreto, tres terrazas de la calle Reyes Católicos fueron apercibidas y un bar fue sancionado por servir en las mesas interiores, lo que está prohibido en la actual situación.

La multa por incumplir los decretos relacionados con el confinamiento asciende a 600 euros, igual que las que se han impuesto a viandantes o coches por estar en las calles sin motivo en las fases anteriores del confinamiento.

El alcalde también anunció que, desde el próximo lunes, aumentarán los servicios de Dbus y recordó que el primer día de la nueva fase, el pasado lunes, se contabilizaron 19.135 viajeros, un 39% más que el lunes anterior. A pesar de ello, la cifra de viajeros supone solo un 20% de los que se registraban un día laborable antes de la pandemia. Goia reconoció las dificultades existentes para adecuar la oferta a una demanda cambiante y confió en que las actuales "tensiones" por ausencia de líneas o frecuencias escasas se podrán resolver con el incremento de servicios que se aplicará el 18 de mayo.

plan de reconstrucción Por otra parte, el primer edil informó de que los responsables municipales mantienen contactos con distintos sectores de la ciudad y, al igual que lo han hecho con el comercio y la hostelería, se reunirán con otros representantes. Para hoy mismo está previsto un encuentro con agentes de las áreas biosanitaria y tecnológica con el fin de "recoger las inquietudes y demandas" de las distintas áreas de actividad y diseñar un plan de reconstrucción de la ciudad con apuestas de futuro en la nueva situación.

Además, indicó que el Ayuntamiento de la ciudad está ya trabajando para "restablecer la normalidad dentro de la nueva situación", tanto en relación con su propio funcionamiento interno como en la prestación de servicios a la ciudadanía.

A partir del próximo lunes, Dbus aplicará un incremento en sus servicios para tratar de adecuarse a la demanda actual

El Ayuntamiento mantiene encuentros con sectores económicos para diseñar un plan de reconstrucción de cara al futuro