Donostia recupera la OTA el lunes y convierte algunas calles en residenciales

Se realizarán cortes en Paseo Nuevo, Eduardo Chillida y La Concha para facilitar el cumplimiento de medidas de distanciamiento social.

05.05.2020 | 11:50
Eneko Goia.

DONOSTIA. El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha anunciado que a partir del lunes la ciudad recuperará la Ordenanza Tarificadora/Tasadora de Aparcamiento (OTA), convertirá en residenciales algunas calles y realizará cortes en alguno paseos para facilitar el cumplimiento de las medidas de distancia social frente al Covid-19 por parte de los ciudadanos que pasean o hacen deporte.

 

Goia ha comparecido de forma telemática, tras la junta de Gobierno local, y ha informado de que a partir del pasado lunes ha comenzado la fase cero del proceso de desescalada del estado de alarma por el coronavirus, "pautado por el Gobierno central", una nueva situación que "ya se puso de manifiesto el pasado sábado" con las salidas controladas a la calle para pasear o hacer deporte.

El alcalde donostiarra ha señalado que, "en términos generales, el comportamiento de la ciudadanía es bueno" y así "la mayoría de los donostiarras entienden las prescripciones que vienen determinadas en los decretos", aunque, "como siempre" también se están produciendo "excepciones que no deberían producirse, como baños o tomar el sol en la playa, que no están permitidos".

Sin entrar a "juzgar la oportunidad de determinadas decisiones que se articulan a través de los pertinentes decretos", Goia ha recordado que al Ayuntamiento le corresponde "hacer cumplir" lo que se contempla en los mismos y así ha incidido en que "el baño recreativo o tomar el sol en la playa no está permitido, solo se puede entrar en el agua para hacer algún deporte acuático o nadar", con el fin de "evitar situaciones desagradables y sanciones".

El alcalde ha indicado que también se han detectado "concentraciones de personas jóvenes", situaciones que, además de no estar permitidas, "pueden ser negativas para el control de la pandemia" y, por ello, ha realizado un "llamamiento a la responsabilidad de cada uno para que las normas que hay se cumplan con sentido común", reconociendo que "no es fácil el conocer el detalle de las normas".

Por otro lado, ha señalado que el Ayuntamiento "trabaja para ofrecer en la medida de lo posible un funcionamiento normal durante las diferentes fases de desescalada", algo que va a "llevar tiempo", añadiendo que, además, "las directrices no son siempre claras y cambian con frecuencia, lo cual hace que sea todavía más difícil adaptarse a las mismas". En todo caso, ha señalado que la intención es que algunos servicios se puedan volver a prestar de forma presencial, "poco a poco".

Según ha explicado, "el cambio más notable se producirá con el inicio de la fase dos prevista para el 25 de mayo con nuevos puntos de atención presencial" siempre adoptando "las correspondientes medidas de seguridad y protección que ya estamos implantando en los edificios".

De este modo, ha señalado que, por ejemplo, en el departamento de Urbanismo "cuatro personas se han incorporado a trabajar de forma presencial para agilizar expedientes" y el cementerio de Polloe permitirá desde el día 11 la presencia de familiares en los enterramientos, siempre respetando el número de personas que el Gobierno central permita.

Como "nota positiva", Goia ha destacado que "en el último análisis realizado ayer de positivos en la plantilla en este momento no hay ningún trabajador municipal que haya dado positivo y los que había han sido dados de alta". "Vamos a seguir intentando que sea así", ha señalado.

Por otro lado, en cuanto a la movilidad, Goia ha explicado que se van a adoptar diversas acciones para que se cumplan "de forma más sencilla" las medidas de sanidad frente al covid-19. En este sentido, ha anunciado que algunas calles pasarán a ser residenciales, de coexistencia, con una limitación de velocidad de 10 kilómetros por hora. En una primera fase esta medida afectará a las calles Infanta Cristina, General Echagüe, Euskal Herria y Eduardo Chillida, y en segunda fase a Berminghan y Segundo Izpizua, en Gros.

Además, los carriles anexo de la avenida de la Libertad se habilitarán como carriles de velocidad 30, que permitan circular a los ciclistas "con mayor seguridad" conectando los carriles ciclistas de La Concha y del puente de Santa Catalina.

Por otro lado, desde este miércoles y de lunes a domingo se realizarán cortes puntuales en Eduardo Chillida y Paseo Nuevo de 07.30 a 10.00 y de 8.00 a 21.30 horas, se permitirá paso de residentes a garajes, y en La Concha, donde se reservará uno de los carriles para los ciclistas, de manera que "quienes paseen también puedan usar el carril ciclista, para facilitar el tránsito de las personas cumpliendo las condiciones de seguridad que se nos marcan y que queremos favorecer que se cumplan".

Asimismo, desde el lunes se restablecerá la OTA en la ciudad. Goia ha señalado que "la entrada en la fase uno con mayor movilidad y actividad es el momento adecuado para recuperar la regulación del estacionamiento".

MASCARILLAS El alcalde también ha recordado que en los servicios de dBus es obligatorio el uso de mascarillas, una medida "que venía siendo anunciada ya, no de forma muy clara pero que todos asumíamos que iba a prevalecer".

Por otra parte, preguntado por los periodistas sobre las ayudas de Fomento de San Sebastián al comercio y la hostelería para hacer frente a la crisis por el coronavirus, Goia ha señalado que el número de consultas ha sido "elevadísimo" con "más de diez mil interesándose por este plan de ayudas" cuando ya se había procedido "a la tramitación de más de mil".

Goia ha aprovechado para afirmar que "un Ayuntamiento tiene que arrimar el hombro cuando se producen situaciones duras como la que estamos viviendo", pero no sólo esta institución "puede dar respuesta". "Puede aportar algo de ayuda en la medida de sus posibilidades pero también otras instituciones tienen que jugar su papel, porque un ayuntamiento tiene recursos limitados", ha finalizado. 
noticias de noticiasdegipuzkoa