bertan

Dbus fija aforos para los autobuses, con un tope de 35 personas en los articulados

Los vehículos son desinfectados tres veces al día por operarios de una empresa especializada

19.03.2020 | 02:00
Un conductor y una limpiadora, ayer en el Boulevard.

Donostia – La empresa municipal de transporte público Dbus, fijó ayer aforos máximos según el tamaño de los autobuses, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Así, en los autobuses articulados de 18 metros de largo, no podrán viajar a la vez más de 35 personas. En los más numerosos, los de 12 metros, podrán estar 25 a la vez mientras que en los de diez metros se permitirá el acceso a 20 personas y en los microbuses, a diez.

Estos días, la empresa ha estado llevado a cabo un control del número de pasajeros y ha mantenido los servicios al 100%. No obstante, se prevé que mañana viernes se adopten algunas decisiones sobre cambios en las frecuencias, además de seguir con el control de la ocupación, para poder reformar horarios y líneas si fuera necesario.

Hasta el momento las líneas de Dbus han funcionado con normalidad, pero el alcalde, Eneko Goia, ya avanzó ayer en una entrevista concedida a Onda Vasca que la situación cambiará, ya que algunas líneas han circulado prácticamente sin viajeros. "No tiene mucho sentido que haya autobuses circulando sin usuarios", dijo. Sin embargo, también aseguró que dos o tres líneas se tendrán que reforzar ya que en ellas sí se ha detectado que, "por poco", no se guarda la distancia de seguridad.

Por otra parte, ayer fue el primer día del estado de alarma por el coronavirus en el que todos los autobuses de Dbus fueron desinfectados durante sus rutas. Para practicar la desinfección de los vehículos, en las paradas de salida o de control horario de las distintas líneas, Dbus ha contratado los servicios de una empresa especializada, que es la encargada de llevar a cabo las limpiezas extraordinarias tres veces al día en las jornadas laborables y dos en sábados y festivos. La contratación se ha llevado a cabo porque la compañía de transporte carece de personal suficiente para abordar las limpiezas especiales.

Como se pudo ver ayer, los operarios trabajan provistos de los correspondientes trajes de protección y tras salir los viajeros del autobús, acceden al interior por la puerta central y con productos desinfectantes limpian las superficies que están en contacto con los pasajeros, así como las barras para sujetarse, los pulsadores, etc€ La limpieza tiene una duración media de unos cinco minutos.

Dbus recordó ayer que los viajeros tienen que entrar por la puerta central, pagar en la máquina situada en el medio del autobús y salir por la trasera. No se puede entrar ni salir por la puerta delantera ni sentarse en los asientos más cercanos al conductor.

Por otra parte, el Ayuntamiento informó de que ha repartido tarjetas a los sanitarios para que puedan estacionar sin problemas al ir a los domicilios.