Aretxabaleta: El centro de salud pasará también consulta en el antiguo gimnasio Zainduz a partir del lunes

Este segundo local incorporará un nuevo médico y enfermera, y albergará el servicio de ginecología y matrona

14.10.2021 | 01:21
Visita al local de Zainduz, que hará la función de centro de salud. Foto: A.D.

aretxabaleta– Dos nuevos sanitarios reforzarán el equipo de profesionales del centro de salud de Aretxabaleta que a partir del próximo lunes ampliará sus instalaciones con un segundo local acondicionado en el antiguo gimnasio Zainduz. "Dentro de la estrategia de atención primaria de Osakidetza se incorporarán un médico y una enfermera más al equipo del centro de salud, en cuya ubicación actual no hay suficiente espacio. Había que encontrar una solución para responder a este incremento de plantilla y cubrir el tiempo que necesitamos hasta que se construya el nuevo equipamiento en el edificio que fue residencia de personas mayores (actualmente Basotxo)", explicó ayer la directora-gerente de la Organización Sanitaria Integrada (OSI) de Debagoiena, Luisa Díez Azurmendi, que visitó las renovadas dependencias del gimnasio en compañía del alcalde, Unai Elkoro.

El Ayuntamiento ha cedido el local de la plaza Ilargi a la OSI, que ha asumido los trabajos para poner a punto dos consultas médicas, dos salas de enfermería, la recepción y el área de la mujer que incluye la atención ginecológica y la matrona. Entre "2.600 y 2.700" atxabaltarras, a quienes según indicó Díez se les ha enviado una carta personalizada, tendrán a partir del lunes su médico de cabecera en Zainduz, donde se atenderá a los pacientes de 10.00 a 17.00 horas (ginecología empezará antes) y las citas se solicitarán como hasta ahora. Por su parte, en el actual centro de salud, en los bajos del número 6 de Errekabarren, el horario de consultas seguirá siendo hasta las 15.00 horas.

ubicación temporal Esta nueva disposición del ambulatorio hará que cada médico "contemos con una consulta propia, algo que se venía pidiendo desde hace tiempo", se congratulaba ayer la facultativa, Argiñe Ibarguren, que desde el día 18 trabajará en el antiguo Zainduz. Será, no obstante, un emplazamiento transitorio para solventar la falta de espacio hasta que esté listo el centro sociosanitario integrado que alojará en la vieja residencia al centro de salud y los servicios sociales municipales. El proyecto está redactado y se prevé sacar a licitación las obras en noviembre.

Los nuevos refuerzos amplían el equipo de profesionales, repartidos entre el local de Errekabarren y Zainduz, a cinco médicos, cinco enfermeras, pediatra, enfermera de pediatría, ginecólogo y matrona.

noticias de noticiasdegipuzkoa