El PNV de Bergara pide "flexibilidad" con las terrazas

Los jeltzales reclaman que se aumente el número de mesas y se prolongue la exención de la tasa hasta finales de año

04.05.2021 | 00:52
Mesas instaladas de forma distanciada en una terraza. Foto: N.G.

bergara – El grupo municipal del PNV de Bergara ha reclamado al equipo de Gobierno "una mayor flexibilidad" en la instalación de las terrazas mientras se concreta la nueva ordenanza municipal que regulará la ocupación de la vía pública con mesas, sillas y otros elementos asociados a la actividad hostelera. En una nota, los jeltzales hacen una comparativa con localidades cercanas para denunciar, como ya lo han hecho en otras ocasiones, que "el Gobierno de EH Bildu va por detrás".

"En Arrasate hay terrazas de 16 mesas dependiendo del lugar. Por contra, en Bergara los hosteleros solo pueden poner un máximo de diez, y en caso de no cumplirse la Policía Municipal les hace las correspondientes notificaciones; es decir, el mismo número de mesas que podían colocar antes de la pandemia", advierte el PNV en su escrito, donde también pide "flexibilidad para la implantación de carpas y pérgolas siguiendo el ejemplo de municipios como Eibar, Arrasate o Legazpi".

El PNV emplaza, a su vez, a EH Bildu a que se siga sin cobrar la tasa de las terrazas "hasta finales de año" porque, tal y como insiste la portavoz jeltzale Maite Agirre, es "una ayuda imprescindible en estos momentos, y así lo propusimos a la hora de elaborar los presupuestos de este año".

El Gobierno municipal recordó hace unos días que este mes de mayo revisarán, "en base a la situación en la que nos encontremos", si se mantiene o no esta exención hasta que concluya el año. Además, sobre la reunión que mantuvieron con el sector el 19 de abril (ayer hubo un segundo encuentro) informaron de la constitución de una mesa de trabajo para adaptar la citada ordenanza, que quiere ponerse en marcha "en los primeros meses de 2022".

Ayudas "por debajo" de otros municipios Los jeltzales se muestran, asimismo, críticos con las ayudas "muy por debajo en comparación con otros municipios vecinos" que se han concedido a la hostelería desde el Ayuntamiento. "En 2020 se repartieron 44.800 euros frente a los 265.153 euros de subvenciones directas que se otorgaron en Arrasate entre 96 locales, y los 172.287 euros que recibieron en Oñati 54 hosteleros", recalcan. Reivindican, por tanto "subvenciones directas" al colectivo; una petición que, según señalan, han hecho otras veces sin que "EH Bildu lo tome en consideración". También reiteran la propuesta de sacar bonos de consumo en bares y restaurantes, al igual se hizo con el comercio.

Por último, el PNV manifiesta su intención de reunirse con los hosteleros "para escuchar sus necesidades y seguir colaborando".

noticias de noticiasdegipuzkoa