El PNV de Bergara pide abrir a la participación la ubicación de las huertas

Encima de San Joxepe y la ladera de Bolu son las zonas que platean los dos proyectos que Bergara tiene sobre la mesa

26.02.2021 | 00:39
La portavoz Elena Lete y otros ediles e integrantes del PNV. Foto: A.D.

bergara – Con dos proyectos de huertas comunitarias sobre la mesa, ideados en las anteriores legislaturas, el grupo municipal del PNV de Bergara ha emplazado al equipo de Gobierno a que ponga en marcha un proceso participativo para que sea la ciudadanía la que determine dónde habilitar estas parcelas. En una rueda de prensa, la portavoz jeltzale, Elena Lete, consideró "imprescindible escuchar" a las y los bergareses para "satisfacer sus necesidades y, así, garantizar la transparencia", porque, según recalcó, la elección para "crear un servicio dirigido al ciudadano no puede estar en manos del Gobierno".

Dos son las opciones de huertos lúdicos que se han trabajado en el seno del Ayuntamiento, y que el PNV ve necesario dar a conocer a la ciudadanía. Hace dos legislaturas, con Jaione Isazelaia como alcaldesa, este espacio se proyectó encima del hogar del jubilado San Joxepe. Entonces se estimó una inversión de 169.400 euros (cifra que debe actualizarse) para habilitar 60-70 parcelas hortícolas. Sobre esta ubicación, tal y como explicó Lete, el agrónomo municipal destaca que se trata de un "espacio de gran valor natural".

estabilización de la ladera La segunda alternativa se enmarca dentro de las actuaciones encaminadas a estabilizar la ladera del barrio de Bolu tras su desprendimiento. "Tenemos que recordar que todavía no se han ejecutado los trabajos para consolidar la ladera en su totalidad, que debe ser prioritario", defendió Lete. Este proyecto, que lideró la portavoz jeltzale en la anterior legislatura como alcaldesa, incluye dentro de las medidas para contener los movimientos de tierras en Bolu, acondicionar huertos públicos en dos fases: la primera constaría de 50-60 parcelas en la zona más próxima al bidegorri con un coste de 153.700 euros, mientras que la segunda permite añadir otras diez parcelas en un punto más alto de la ladera, con un presupuesto de unos 122.000 euros. "El informe elaborado por el agrónomo municipal concluye que Bolu tiene una mejor orientación agronómica", precisó Lete. Este emplazamiento, no obstante, deberá contar con el beneplácito de la Fundación Murua Balzola que es la propietaria de estos terrenos.

En cualquier caso, los jeltzales abren el abanico a otras posibles ubicaciones en zonas rurales que también "pueden resultar interesantes" y por ello instaron al Gobierno municipal a que deje en manos "del pueblo la decisión de escoger la opción más adecuada". "EH Bildu dice que impulsa la participación, pero tiene miedo de dar la palabra e informar a la ciudadanía. No tiene voluntad", criticó el PNV, que abogó por promover "una consulta popular, vecinal, procesos participativos por barrios€". "Aunque estemos en tiempos de pandemia hay fórmulas para fomentar la participación", insistió Lete.

Por último, tras reiterar la disposición de su grupo "a trabajar", pidió "un cambio de actitud" al equipo de Gobierno que, en palabras del PNV, "debe garantizar la participación real y la transparencia".