El nuevo centro de día de Bergara abrirá sus puertas el 2 de noviembre

El servicio trasladado a la calle Ernai amplía a 40 las plazas, pero arrancará con 24 para cumplir las medidas sanitarias

27.10.2020 | 00:50
Visita a las nuevas instalaciones del centro de día. Foto: Bergarako Udala

bergara – Si no hay contratiempos de última hora, el nuevo y ampliado centro de día para personas mayores abrirá sus puertas el 2 de noviembre, según informó ayer el Ayuntamiento de Bergara. En condiciones normales, sin pandemia, este equipamiento, que se muda a la calle Ernai, aumentará a 40 el número de plazas, frente a las 25 que dispone el local que ocupa una parte de la planta baja del edificio del hogar del jubilado ubicado en Boni Laskurain. Sin embargo, las medidas sanitarias reducen esta capacidad a 24 usuarios en las instalaciones que se estrenarán el próximo lunes, seis más que las que ofrece en estos momentos el actual centro de atención diurna, que será sustituido por el nuevo servicio.

La constatación de que la demanda era creciente y la infraestructura se saturaba, obligando a trasladar a bergareses a otras localidades, impulsó a los rectores públicos a buscar una ampliación de este recurso. Fue hace dos mandatos cuando se dieron los primeros pasos de un acuerdo urbanístico que se remató en la pasada legislatura, y que permitió al Consistorio hacerse con el espacio de 400 m2 (336 interiores y una terraza de 63) que alberga el nuevo centro de día en los bajos de los números 15 y 17 de los pisos de Lorentxoko. A cambio la promotora de estas viviendas, Urartetxe, conseguía una modificación en los volúmenes de construcción.

intercambio de locales Por su parte, el convenio con la Diputación de Gipuzkoa llegaba hace unos meses, más tarde de las previsiones iniciales. Así, el nuevo servicio queda en manos del ente foral a través de una cesión por 50 años, que a efectos prácticos se reduce a 38; el tiempo que resta, según el contrato firmado por los mismos actores en 2008, de los 50 años de uso del local de Boni Laskurain, que ahora recepciona de nuevo el Ayuntamiento. Para estas últimas dependencias, que se liberarán con el traslado a la calle Ernai, está sobre la mesa la idea de crear un servicio de atención a personas mayores con grados de dependencia más bajos.

El alcalde, Gorka Artola, y la concejala de Bienestar Social, Ainhoa Lete, visitaron las nuevas instalaciones el pasado viernes junto a la responsable del centro de día, Elena Berecibar, y la gerencia y dirección de Enfermería del Grupo Aita Menni, que asume la gestión directa del servicio. "Es algo que esperábamos desde hace tiempo, y nos gustaría que se diera el servicio al mayor número de personas posible. Llega en un buen momento, porque el coronavirus ha obligado a reducir aún más la oferta de plazas. Queremos que las personas mayores de nuestro municipio tengan acceso a todos los recursos que necesitan", manifestó el alcalde.