Elgoibar derribará en 2022 las escuelas de Pedro Muguruza

El equipo de gobierno y la oposición discrepan sobre el futuro del viejo edificio

06.10.2021 | 00:38
Vista del edificio de las antiguas escuelas de Pedro Muguruza.

Elgoibar – La sesión plenaria celebrada la pasada semana en el Ayuntamiento de Elgoibar dejó de manifiesto las importantes diferencias existentes entre el equipo de gobierno (PNV y PSE) y las fuerzas de la oposición (EH Bildu y Elkarrekin-Podemos) en torno al futuro del edificio que albergó las antiguas escuelas de Pedro Muguruza.

Las desaveniencias entre Gobierno y oposición quedaron a la vista a raíz de una moción conjunta presentada por EH Bildu y Podemos, en la que reclamaban "sosiego, estudio y consenso antes de adoptar una decisión como la de su derribo, que es la que baraja el equipo de gobierno". Ambos grupos consideran que "derruir un edificio de propiedad municipal es el último recurso que seguramente deberíamos tomar" y abogan por preguntar a los actuales usuarios de las instalaciones y a los vecinos de la avenida Pedro Mugurutza y consensuar con los demás grupos municipales los pasos a dar.

Los votos de PNV y PSE fueron suficientes para que la citada moción no prosperara; pero permitió clarificar las intenciones del equipo de gobierno en relación con el viejo edificio escolar. En este sentido, los responsables municipales avanzaron en el debate previo a la votación que, en primer lugar, se contempla derribar el edificio situado en superficie, creando en su lugar un espacio público abierto para uso de los vecinos del entorno. Además, se prevé actuar en la zona del sótano "mejorando las condiciones de accesibilidad y de uso"; así como "buscar la integración de todo el entorno creando un espacio de esparcimiento en torno al río Deba".

En cualquier caso, la portavoz jeltzale, Maialen Gurrutxaga, avanzó que el proceso de licitación para derribar el edificio se pondrá en marcha "a finales de este año"; mientras que las actuaciones concretas a materializar en ese ámbito "se determinarán en un proceso participativo que arrancará en el 2022".

La edil del PSE, Ariana Nogales, defendió el derribo del edificio "por su mal estado", mientras que los representantes de Podemos y EH Bildu pidieron información "para saber cuál es la situación real del inmueble, estudiar el proyecto detenidamente y, entre todos, decidir qué se hace".

noticias de noticiasdegipuzkoa