La hora de 'levantar' el puente de Deba

12.02.2021 | 00:44
Aspecto actual del puente de piedra, con la estructura metálica instalada para evitar su desplome.

La obra para revertir el puente de Deba a su estado original costará 2,7 millones y se ejecutará entre marzo y diciembre

La necesidad de redactar un proyecto partiendo de un folio en blanco por la inexistencia de actuaciones similares previas en toda Europa ha demorado bastante más de lo previsto las obras para revertir a su estado original el emblemático puente de piedra que desde hace 153 años conecta las localidades de Deba y Mutriku salvando las aguas de la ría debarra, que se hundió parcialmente el día 5 de julio de 2018 tras ceder uno de los pilares que lo sustentan en su parte central.

Sin embargo, la esperada obra para recuperar el puente está a punto de arrancar; toda vez que la Diputación Foral de Gipuzkoa ya ha decidido adjudicar a la UTE Moyua-Harri el proyecto de restauración; después de que en una resolución adoptada el pasado día 27 de enero, a la que ha tenido acceso NOTICIAS DE GIPUZKOA, la Mesa de Contratación propusiera encargar el proyecto a la citada Unión Temporal de Empresas, que ha obtenido la mayor puntuación en el proceso de licitación al que concurrieron otras tres candidaturas (la UTE Campezo-Teusa-Altuna y Uria-Atesvi, Freyssinet y la UTE Zubieder-Mariezcurrena-Orion).

Promovida por la dirección de Patrimonio del departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa con un presupuesto de 3.014.737 euros (IVA incluido), la actuación para revertir el viejo puente de piedra sobre la ría de Deba a su estado original supondrá finalmente una inversión de 2.743.411 euros, lo que supone una rebaja del 9% respecto al presupuesto de licitación.

Según ha podido saber este periódico, una vez la empresa adjudicataria formalice oficialmente el contrato y realice los preparativos necesarios, las obras para restaurar la estructura arrancarán "antes del final de marzo" y concluirán "en el mes de diciembre".

A la espera de conocer los detalles del proyecto, este diario puede adelantar que contempla una nueva y cuidada iluminación que pondrá en valor la estructura; así como un nuevo firme de tonos granates en la zona de tránsito peatonal. Además, se acabará de una vez por todas con el impacto visual que hasta ahora causaban las tuberías y cables en el puente.