Mendaro hace cambios en sus ordenanzas pero se aplicarán en 2022

La tardía aprobación hace que las nuevas bonificaciones y el recargo en el IBI a los pisos vacíos no entren en vigor en 2021

05.12.2020 | 01:00
Vista general del entramado urbano de Mendaro. Foto: N.G.

Mendaro – La corporación municipal de Mendaro aprobó en el último Pleno, por unanimidad, congelar todas las tasas e impuestos municipales; así como crear unas nuevas bonificaciones para las familias numerosas en los impuestos de Bienes Inmuebles (IBI) y sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Además, la corporación aprobó (con el apoyo de EH Bildu y el PSE y el rechazo del PNV) aplicar un recargo del 50% en el IBI a las viviendas construidas hace menos de 30 años que se encuentran vacías.

Sin embargo, las bonificaciones para las familias numerosas y el recargo en el IBI para las viviendas consideradas vacías no podrán entrar en vigor hasta el año 2022; toda vez que el Pleno para aprobar las nuevas ordenanzas municipales se celebró el 26 de noviembre; sin el tiempo necesario que se requiere para cumplir todos los trámites que posibilitarían que los cambios introducidos pudieran aplicarse desde este próximo año.

La edil socialista, Marijose Telleria, ha criticado "la mala planificación del Gobierno en la aprobación de las ordenanzas" y lamenta que "las consecuencias las pagará la ciudadanía".

Según explica, "el alcalde decidió retrasar la aprobación de las ordenanzas fiscales para el Pleno ordinario de noviembre, a pesar de que yo misma le advertí que debería convocar un Pleno extraordinario para tomar el acuerdo si tenía intención de que pudieran entrar en vigor antes del 31 de diciembre; pues según el artículo 16 de la Norma Foral de Haciendas Locales, tras la aprobación provisional por el Pleno, se requiere un periodo de exposición pública de 30 días en el Boletín Oficial de Gipuzkoa".

A pesar de la advertencia que realizó la portavoz socialista, la aprobación provisional de las ordenanzas fiscales se abordó en el Pleno ordinario del 26 de noviembre y el pasado jueves esa decisión aún no se había publicado en el Boletín, por lo que "es imposible cumplir con los 30 días de exposición pública y la posterior publicación definitiva antes del 31 de diciembre de 2020", explica Telleria.

En su opinión, "el equipo de gobierno tiene una mala planificación y ninguna prisa" por poner en marcha medidas que "si bien son modestas y de impacto limitado", pretenden "aliviar las cargas fiscales de las familias y fomentar la puesta en el mercado de alquiler de los pisos no habitados, para favorecer la independencia de las personas jóvenes".

Visto lo visto, la edil socialista se pregunta "si este retraso ha sido provocado intencionadamente por los jeltzales para que las nuevas medidas no se pudieran poner en marcha", ya que "el PNV en todo momento se ha manifestado en contra del recargo a las viviendas".