Deba es el único pueblo de la comarca que sube varias tasas

Los plenos de Mutriku y Eibar congelan los impuestos municipales para 2021

17.10.2020 | 00:52
El próximo verano los visitantes pagarán 5 euros, el doble que este año, por aparcar en el parking de Danobat.

deba – Las corporaciones municipales de Mutriku, Deba y Eibar han aprobado en sus últimas sesiones plenarias las nuevas ordenanzas fiscales para 2021.

Al igual que realizaran en las semanas precedentes los ayuntamientos de Elgoibar y Soraluze, Mutriku (por unanimidad) y Eibar (con el apoyo del PSE y la abstención del PNV, EH Bildu y Podemos) han optado por congelar de manera general las tasas e impuestos municipales "para aliviar la situación económica de las familias y los negocios que están pasando por dificultades por la crisis del COVID-19", mientras que la corporación debarra ha decidido (con el voto favorable de los ediles de EH Bildu y Debarren Ahotsa y el rechazo de los del PNV) incrementar buena parte de las tasas e impuestos municipales para 2021.

De esta forma, a la espera de la decisión que adopte la corporación de Mendaro, Deba se convierte en el único municipio de la comarca que el próximo año incrementará la presión fiscal sobre la ciudadanía y los negocios locales.

Las modificaciones en Deba Aunque el impuesto de vehículos, el impuesto de Obras y el IBI general no sufrirán cambios (el recargo para los pisos alquilados y vacíos pasa del 50 al 75%), el aumento de precios afectará a las tasas que se cobran por la ocupación del espacio público para la instalación de andamios, terrazas, puestos ambulantes o atracciones de feria. Además, los precios del programa Gozatuz, Uda Kirola, del bar de las personas jubiladas y del polideportivo subirán entre un 2% y un 3%; si bien se aplicará una nueva bonificación del 60% en las tarifas del polideportivo para las personas con discapacidad (igual que para las desempleadas y jubiladas).

Además, se pagará más por los vados de los garajes, el precio de las exhumaciones e inhumaciones del cementerio subirá un 50% y en verano los visitantes tendrán que pagar el doble por aparcar en la zona OTA de Danobat (de 2,5 a 5 euros); lo mismo que los veraneantes por sacarse el bono para aparcar en zonas reguladas (pasará de 25 a 50 euros).

Por otra parte, la tasa de basuras también se congelará (para los locales vacíos o no comerciales será un 50% más barata), se cobrará un 50% menos por las consultas urbanísticas y la tasa por ocupación de caminos públicos se incrementará un 20%.

Desde el gobierno municipal de Deba justifican las modificaciones en las ordenanzas fiscales "porque después de muchos años sin grandes cambios, se ha procedido a la actualización de las mismas, comparando con otras localidades de similares características y tomando como ejemplo las cifras medias".

Por su parte, el PNV considera que "la propuesta para aumentar la recaudación a través del incremento de impuestos y tasas municipales castiga directamente a las economías de las personas y las familias y a la actividad comercial en el municipio".

Los jeltzales abogaban por "congelar las tasas e impuestos como se ha hecho en muchos pueblos del entorno" ya que, a su juicio, "en un contexto de crisis como el actual, esta propuesta no es nada oportuna ni acertada y va a afectar negativamente a la ya muy tocada economía local".