Ayudaspara suavizar la crisis

05.04.2020 | 00:26
Una imagen de la calle Durana en estos días de confinamiento.

aretxabaleta suspenderá tasas a comercios, hosteleros y servicios, y lanzará bonos para consumir en el municipio

Dirigidas al pequeño comercio, la hostelería y los profesionales liberales, el Ayuntamiento de Aretxabaleta ha creado dos líneas de ayudas encaminadas a paliar los efectos que está provocando la crisis derivada del coronavirus, y para las que destinará una partida de alrededor de 130.000 euros.

Así, durante los seis primeros meses de 2020 se suspenderá el cobro de las tasas del agua y la basura a los comercios, locales de hostelería y otras actividades profesionales que se han visto obligadas a cerrar sus puertas. Los negocios que, por el contrario, hayan podido mantenerse abiertos abonarán el 50% del importe de ambos conceptos tributarios. Tampoco se cobrará la tasa anual de terrazas (podrá solicitarse su devolución), aunque se regulará el número de mesas y espacios para su colocación.

Además, para reactivar la economía local e incentivar el consumo en los comercios, bares y servicios, el Consistorio pondrá en marcha un sistema de bonos con una inversión estimada de 10.000 euros al mes. Desde que concluyan las restricciones impuestas por la situación de emergencia hasta finales de año (salvo agosto), se lanzarán unos 1.000 bonos mensuales con una caducidad de dos meses, para los que el Ayuntamiento pondrá una cantidad de dinero que el comprador recibirá gratis tras adquirir el bono por un determinado importe. "La idea es ofrecer distintos precios para beneficiar a todos los sectores", avanzó el alcalde, Unai Elkoro.

Con esta iniciativa se prevé inyectar en el municipio cerca de 180.000 euros. 60.000 euros procederán de las arcas locales y el importe restante lo generarán los compradores de los citados bonos con el gasto que realicen en los establecimientos atxabaltarras. También se incrementará en 20.000 euros la partida económica asignada a la animación callejera.

Vehículos y polideportivo Las medidas adoptadas están pensadas, a su vez, para ofrecer una mayor flexibilidad en la forma de pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, y las tasas del agua y la basura, que amplían el plazo hasta el 30 de noviembre, siempre que se cumplan los siguientes requisitos: haber tenido que suspender la actividad profesional por el COVID-19, trabajadores afectados por un ERTE o personas desempleadas.

Por otra parte, a partir de este mes y mientras dure el estado de alarma, los y las usuarias del polideportivo Ibarra no pagarán las tasas. El cobro de marzo se ha efectuado, pero una vez reabiertas las instalaciones deportivas se descontará la parte proporcional de la cuota del pasado mes, correspondiente a los días que ha permanecido cerrado el servicio.

noticias de noticiasdegipuzkoa