Eibar destinará el mercado de Ipurua al ocio de la ciudadanía

El 5 de febrero arrancará un proceso participativo para consensuar los usos

23.01.2020 | 06:25
Vista parcial del edificio del antiguo mercado de Ipurua.

Eibar - El Ayuntamiento de Eibar ha anunciado que el próximo mes de febrero va a poner en marcha un procedimiento para definir los futuros usos del edificio del antiguo mercado de Ipurua, que será rehabilitado para su conversión en "un lugar de encuentro" destinado al ocio educativo de la ciudadanía "de todas las edades".

El desarrollo del citado procedimiento, impulsado por un grupo de vecinos del barrio y aprobado por unanimidad en el Pleno del pasado 29 de abril de 2019, se llevará a cabo a través de un proceso participativo que liderará el personal de la Consultoría Emun, contratada por el Consistorio con el doble objetivo de "concretar las alternativas de uso del edificio y definir tanto los modelos de dinamización como la organización del espacio".

Así, el proceso consistirá en la realización de tres sesiones abiertas a la ciudadanía que desee participar. Todas ellas tendrán lugar en el propio edificio del mercado de Ipurua (a partir de las 18.00 horas) y durante su celebración el Ayuntamiento ofrecerá un servicio de guardería en la ludoteca de Jacinto Olabe.

El primero de los encuentros participativos se llevará a cabo el próximo 5 de febrero "para definir el proceso y los objetivos del mismo, así como analizar los valores del proyecto y definir las alternativas del uso del espacio y las necesidades detectadas".

Según las previsiones, que "pueden sufrir modificaciones a medida que vaya avanzando el proceso", el segundo encuentro tendrá lugar el 4 de marzo y servirá "para realizar un seguimiento de lo desarrollado hasta ese momento y definir las bases de la organización y el funcionamiento"; mientras que la tercera y última reunión abierta se celebrará en abril (en una fecha aún por determinar) con la finalidad de "concretar la propuesta de gestión y organización del espacio y consensuar las bases para el uso del edificio".

Una vez finalizada esta fase, el proceso continuará durante los meses siguientes "realizando las adaptaciones necesarias en el edificio y ejecutando lo acordado", para convertir el inmueble "en un lugar de encuentro para el ocio educativo de la ciudadanía de todas las edades".