Irun: Oinaurre se completa con una zona deportiva

20.10.2021 | 00:30
La nueva cancha deportiva de Oinaurre, ya instalada. Foto: N.G.

finalizan las obras para la instalación de una cancha polivalente con porterías, canastas y mesas de ping-pong

a nadie se le escapa la gran metamorfosis a la que el barrio irundarra de Oinaurre se ha visto sometido en los último años. De ser una mera zona de paso entre Ventas y el centro de la ciudad, bordeando Belaskoenea, la zona ha pasado a ser un nuevo ámbito residencial que se ha ido consolidando con sucesivas promociones inmobiliarias, públicas en una muy buena parte.

En el último año, además, la apertura del semienlace de la AP-8 en el corazón del barrio lo ha colocado como un punto estratégico para la mejora de la movilidad de la ciudad. Proximamente, la Ronda Sur, que conectará con el propio semienlace, ahondará en la interconexión de la zona con el resto de Irun.

Pero yendo un paso más allá, lo que hasta ahora le faltaba al barrio eran equipamientos públicos que le diesen vida. Dicha función, hasta esta semana, la cumplía únicamente un parque infantil que, a pesar de dar respuesta al ámplio número de familias jóvenes con niños pequeños que residen en la zona, deja fuera a parte de la población que cuenta con otras necesidades vitales.

En ese sentido, la delegada de Obras, Cristina Laborda, anunció ayer el esperado fin de las obras para la adecuación de un espacio deportivo polivalente en el barrio. La ejecución de los trabajos ha llevado unos cinco meses y las canchas se ubican en la calle Clara Campoamor. El nuevo equipamiento, abierto ayer al uso de los vecinos, nace así con la intención de dotar de nuevas posibilidades de ocio deportivo y de práctica de ejercicio al aire libre a los vecinos de Oinaurre.

La nueva instalación cuenta con una cancha polideportiva de 30 metros de largo por 15 de ancho equipada con porterías y canastas, otra zona diferenciada para jugar al baloncesto y un último espacio con una mesa de ping-pong. Además, se han incluido elementos para practicar ejercicio al aire libre.

Las obras relativas al equipamiento también han contemplado la acometida de las nuevas infraestructuras de saneamiento de pluviales y alumbrado público, así como de tendido de agua potable para el abastecimiento de una fuente en el extremo oeste de las pistas. Los trabajos los ha llevado a cabo la empresa Sasoi Eraikun-tzak con un presupuesto de 327.388 euros.

Pensando ya en los próximos pasos para seguir haciendo de Oinaurre un barrio con vida, desde el área de Obras adelantaban que ya trabajan en ejecutar una nueva zona de estancia en la calle Jostun, en su crece con la calle Iñude, fruto de una propuesta de los presupuestos participativos. En este caso, se prevé acondicionar una zona con jardineras, bancos, mesas de hormigón y otros elementos que permitan a los vecinos utilizar el espacio para fines recreativos. El plazo de ejecución es de dos meses.

noticias de noticiasdegipuzkoa