El PNV de Irun plantea trasladar la Casa de las Mujeres a Istillaga

Los jeltzales creen que solucionaría el malestar por su proyección en Ikust Alaia

30.12.2020 | 00:31
El portavoz Xabier Iridoy conversa con la edil Josune Gomez frente al número 8 de la plaza Istillaga.

irun – El PNV de Irun ha propuesto recientemente al Gobierno local que analice la posibilidad de modificar la ubicación del futuro proyecto de la Casa de las Mujeres del previsto actualmente de forma temporal, en el edificio Ikust Alaia de la calle Mayor, al recientemente liberado local del número 8 de la plaza Istillaga.

Como recordó en rueda de prensa el portavoz jeltzale, Xabier Iridoy, el 19 de septiembre de 2019 la asociación vecinal del Centro-Ensanche realizó una solicitud formal para incluir una partida económica en los presupuestos de 2020 del Ayuntamiento de cara a acondicionar el local municipal situado en el nuevo edificio de Ikust Alaia y a su cesión a la propia entidad, que por el momento carece de un espacio adecuado para desarrollar su actividad. La petición fue suscrita por todos los grupos políticos municipales y aprobada en Pleno por unanimidad en forma de moción.

"Cuatro meses más tarde", continuó Iridoy, "el 28 de enero de 2020, el Gobierno y Elkarrekin Podemos-IU contravinieron el acuerdo del Pleno al aprobar una partida de 270.00 euros para la ejecución de la obra del local de Ikust Alaia, pero con la finalidad de usarlo provisionalmente como local para la Casa de las Mujeres, hasta la ejecución de la obra en Villa Madariaga", donde está planteada la ubicación definitiva del equipamiento social.

Dicha situación ya fue denunciada en octubre por la propia asociación vecinal. Su portavoz, Joxeja Zabalo, acusó entonces al Gobierno municipal de "faltar a la palabra dada" y de dejar a la asociación "sin local de manera indefinida", pues no podría hacer uso del espacio hasta la construcción del local definitivo de la Casa de las Mujeres.

La edil jeltzale Josune Gomez también dio cuenta, del malestar de parte del colectivo feminista de Irun con la situación, pues narró que en la última comisión municipal de Igualdad una de las asociaciones de mujeres representadas expresó su inquietud por la agitación y pidió que el nuevo proyecto de la Casa de las Mujeres comenzase "con buen pie".

Coincidiendo con esto, la entidad adjudicataria del local municipal del número 8 de la plaza Istillaga renunció el pasado mes a su cesión, dejando libre un espacio de 280 metros cuadrados, más amplio que el previsto en Ikust Alaia. Por tanto, los jeltzales propusieron al Gobierno que estudiase la posibilidad de trasladar la Casa de las Mujeres de Ikust Alaia a Istillaga para "corregir su incoherencia" y buscar "una solución satisfactoria".