El Alarde de Hondarribia se suspende por la pandemia del COVID-19

La Junta de Mandos y Alarde Fundazioa toman la decisión "con enorme pesar"

29.05.2020 | 18:16
Compañías del Alarde tradicional de Hondarribia reuniéndose en Arma Plaza en un desfile anterior.

HONDARRIBIA – La Junta de Mandos del Alarde tradicional de Hondarribia y Alarde Fundazioa han hecho pública su decisión de suspender el desfile que debía celebrarse el 8 de septiembre de 2020 ante la imposibilidad de hacerlo sin garantizar el cumpliento de las medidas de seguridad exigidas por las autoridades sanitarias.

El anuncio se suma así al de la suspensión del Alarde de San Marcial por parte de la Junta de Mandos de Irun del pasado 15 de mayo, con lo que ninguno de los municipios de la comarca del Bidasoa podrá celebrar el plato fuerte de sus fiestas patronales este año, algo que no ocurría desde la Guerra Civil.

Por otro lado, tampoco se celebrará el Alarde mixto de Irun y quedaría por ver si Jaizkibel, compañía que aboga por la igual participación de hombres y mujeres en el Alarde de Hondarribia, mantiene algún tipo de acto para el 8 de septiembre.

En el comunicado conjunto de Alarde Fundazioa y la Junta de Mandos, las entidades que organizan el desfile aseguran que, a pesar de que la desescalada que nos llevará a la nueva normalidad ya ha comenzado, no desean "generar falsas esperanzas o expectativas que difícilmente podrán ser cumplidas sin incurrir en riesgos para la población".

Por ello, los organizadores del desfile tradicional, "con enorme pesar y conscientes de tomar una histórica decisión cargada de responsabilidad", han comunicado oficialmente a través de un escrito la suspensión del Alarde de Hondarribia de 2020.

Según ha podido saber este diario tras consultar con fuentes de la organización del Alarde, la decisión de suspender el desfile se tomó siguiendo las recomendaciones que la asociación de municipios vascos Eudel realizó el 15 de mayo sobre la celebración de fiestas patronales en Euskadi durante el verano. La fecha que marca el fin de las recomendaciones de ese documento es el 15 de septiembre, por lo que dichas medidas afectan al Alarde por apenas una semana.

Incompatibilidad


Así, los criterios para organización de eventos fijados por Eudel solo permiten aglomeraciones de hasta 250 personas sentadas, preservando siempre una distancia de dos metros entre personas o manteniendo espacios de cuatro metros cuadrados por persona cuando las actividades se realicen al aire libre o en espacios cubiertos. Además, la ocupación máxima del espacio público no podría superar los 1.000 metros cuadrados.

Todas estas medidas hacen que para los organizadores del Alarde tradicional de Hondarribia la celebración del desfile sea incompatible con el estricto cumplimiento de las mismas, algo que también han contemplado muchos otros municipios, como las tres capitales vascas, al suspender sus respectivas fiestas.

"No obstante, nuestra responsabilidad es cumplir con el compromiso adquirido por nuestros antepasados, el voto a la virgen de Guadalupe, esencia del Alarde", aseveran las entidades organizadoras en el comunicado. En ese sentido, ambos entes se comprometen en la misiva a trabajar en coordinación con las autoridades sanitarias en los próximos meses para que este año también se pueda renovar las promesa que los hondarribiarras realizaron a su patrona en el año 1638.

Asimismo, los organizadores del Alarde llamaron a los hondarribiarras a "colaborar para que nuestra sociedad pueda volver a la normalidad lo antes posible" haciendo gala de todo su compromiso, respeto y esfuerzo, "valores que han sido, y son, la seña de identidad de Hondarribia". Mientras tanto, la Junta de Mandos y Alarde Fundazioa seguirán trabajando "para que la celebración del Alarde de 2021 se convierta en algo más especial, si cabe", y Hondarribia pueda celebrar "un Alarde histórico".