bertan

Donostia | Las piscinas exteriores de Etxadi e Intxaurrondo abrirán desde el lunes

Unos círculos marcados en el suelo señalarán dónde deben colocarse los individuos y las familias

05.06.2021 | 00:23
Espacio de las piscinas exteriores del polideportivo de Intxaurrondo, el pasado año, tras su reapetura.

Donostia – Las piscinas al aire libre de Etxadi e Intxaurrondo abrirán al público el lunes 7 de junio, así como la zona de solarium y los juegos de agua del polideportivo Paco Yoldi. Así lo anunció ayer Donostia Kirola, que recordó que ese día entrará también en vigor el horario de verano de todas las instalaciones deportivas municipales, hasta el 31 de agosto.

En el caso de las piscinas exteriores, su apertura se alargará hasta el 12 de septiembre. El horario de uso será de 10.00 a 20.00 horas y la zona de solarium del Paco Yoldi se cerrará también a las 20.00 horas.

Las piscinas descubiertas tendrán un aforo del 50%, según los decretos del Gobierno Vasco. En el caso de Etxadi, su capacidad será de 250 personas, mientras que en las de Intxaurrondo, será de 246. Quienes acudan a las instalaciones podrán conocer el aforo en tiempo real en unas pantallas colocadas en los accesos. También, como se estrenó el pasado año a causa de la pandemia, se podrá conocer la ocupación de las piscinas en la página web www.donostiakirola.eus.

Como el pasado año, queda prohibido el uso de hamacas y sillas en el césped de las piscinas exteriores. Solo las personas con discapacidad o movilidad reducida podrán hacer uso de unas sillas especiales, que les serán entregadas por el socorrista que esté al cargo de la instalación.

El socorrista también hará cumplir las distancias de seguridad. Con el fin de facilitar la estancia, se han marcado círculos en el suelo para que los usuarios individuales o familias puedan colocar las toallas sin acercarse en exceso a las demás personas.

La irrupción de la pandemia supuso un descenso de usuarios en las piscinas al aire libre de Donostia Kirola el pasado año, que se situó un 16%. La temporada empezó una semana más tarde de lo habitual a causa de las condiciones sanitarias derivadas del covid, por lo que la bajada no fue considerada muy aguda por parte de los responsables de Donostia Kirola.

A pesar del descenso de usuarios, hasta el final de la temporada, que se fijó el 13 de septiembre en 2020, se contabilizaron 40.000 accesos en cada una de las dos piscinas públicas al aire libre de Donostia.

40.000 en cada una

En Etxadi se registraron 40.122 entradas, pocas menos que el año anterior, cuando habían sido 40.553. Sin embargo, en Intxaurrondo, el descenso de usuarios fue más importante y se cifró en un 28%. En este espacio, los asistentes pasaron de los 55.166 contabilizados en 2019 a los 39.753 del pasado año.

La asistencia de personas a ambas piscinas fue mejorando poco a poco, de la mano del aumento de la confianza de los usuarios en las medidas anticovid, según señaló entonces el concejal de Deportes, Martin Ibabe. Mientras la bajada del número de accesos fue del 60% a lo largo del primer mes de apertura, en julio fue del 12% y en agosto, del 8,5%.

Por otra parte, la oferta de piscinas públicas al aire libre aumentará en 2022, con las instalaciones previstas en el barrio de Altza, al menos si se cumplen las previsiones.

Según informó recientemente la concejala de Proyectos y Obras, Duñike Agirrezabalaga, las piscinas exteriores del polideportivo de Altza comenzarán a construirse el próximo mes septiembre, una vez adjudicadas las obras, y serán utilizables a partir de mayo. El edificio del nuevo polideportivo, por su parte, prevé abrirse a finales de año.



noticias de noticiasdegipuzkoa