La txistorra de Kepa Loidi, de Orio, vence en el XXV Concurso de Euskal Herria

El tradicional certamen de Santo Tomás se adelanta tres días y se celebra en el BCC

18.12.2020 | 20:22
Cocineros contemplan las txistorras en el BCC

23 productores de Gipuzkoa y Navarra compiten por el mejor embutido en una edición marcada por el covid

La txistorra presentada por la carnicería Kepa Loidi, de Orio, fue ayer la vencedora en la XXV edición del concurso de Euskal Herria, que se celebró en el Basque Culinary Center a causa de la pandemia de coronavirus y sin presencia de los productores. El vencedor se llevó los 500 euros del premio, la txapela y prestigio que otorga el concurso. No es la primera vez que se hace con el galarón al mejor embutido.

El segundo premio fue a parar al embutido de Carnicería Paco, de Olazagutia, y el tercero, para Comercial Leframa, de Tudela.

En esta ocasión el tradicional Concurso de Txistorra de Euskal Herria tuvo un carácter especial, pero el aroma fue el mismo, según destacaron los miembros del jurado, que reconocieron sentirse extraños en los primeros momentos, por la falta de ruido y de la gente que se suele agolpar en el tradicional escenario de la plaza de Gipuzkoa el día de Santo Tomás.

En el tradicional concurso mediatizado por el covid tomaron parte un total de 23 productores, 16 de ellos procedentes de distintas locales de Gipuzkoa y siete de Navarra. Muchos presenciaron el certamen desde sus ordenadores, ya que el acto se transmitió por streaming para que todos los interesados pudieron seguirlo en directo.

El jurado estuvo compuesto por Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center; Elena Arzak, del restaurante Arzak; Pedro Subijana, de Akelarre; Amaia Ortuzar, del restaurante Ganbara; y Xabier Zabaleta, del asador Aratz.

Los expertos, que revisaron y probaron las distintas txistorras, se fijaron no solo en el aspecto de las ristras sino también en la cantidad de grasa de la mezcla, en la calidad de la tripa y el el olor a frescura del producto. Elena Arzak, además, destacó la elevada calidad de las elaboraciones presentadas y el sabor de unos embutidos que rememoran la feria de Santo Tomás.