ecos

Labo regresa con un homenaje a las mujeres

Presenta el proyecto ‘Emakumeak’, compuesto por un documental, una novela gráfica y una pieza de danza

25.07.2020 | 23:26
Un momento del espectáculo de danza que ofreció Labo en Tabakalera. Foto: N.G.

donostia – El pasado viernes 17 de julio Labo retomó su actividad en la cuarta planta de Tabakalera, dentro de la programación de Kutxa Kultur Gauak. Lo hizo con el proyecto multidisciplinar Emakumeak, que visibiliza y homenajea a las mujeres salvadoreñas que han sido encarceladas por delito de aborto. Los asistentes pudieron disfrutar de un espectáculo de danza y un documental en el primer evento que ofrece Labo al público después del parón producido a causa de la crisis sanitaria.

El proyecto multidisciplinar Emakumeak relata a través de un documental, una novela gráfica y una pieza de danza, la historia de varias mujeres. El derecho a decidir sobre la vida y el propio cuerpo es un derecho fundamental que se sigue vulnerando en diferentes geografías y sobre todo cuando se trata de mujeres empobrecidas, racializadas y campesinas. El Salvador reformó su Código Penal para ilegalizar el aborto con penas de prisión de 2 a 8 años. Sin embargo, en los supuestos casos de interrupciones voluntarias de embarazo, las mujeres son sentenciadas por homicidio agravado, con condenas de entre 30 y 40 años de cárcel.

El documental La historia de todasnosotras recoge el relato de Elsi, Cinthia y Mariana, tres mujeres salvadoreñas que vieron vulnerados sus derechos fundamentales al ser acusadas de un delito de aborto y, finalmente, encarceladas por homicidio agravado, cuando en partos extrahospitalarios perdieron a sus bebés.

Por su parte, la novela Todas nosotras, de Elizabeth Casillas e Higinia Garay, cuenta con las mismas protagonistas, a las que se les une María Teresa. Relata cómo tienen que volver a casa tras haber estado en prisión por un delito que nunca debió serlo y lo difícil que les resulta reintegrarse en una sociedad que las sigue juzgando, acosando y discriminando.

Por último, el espectáculo de danza lo forman dos mujeres en escena; decididas y valientes. Obligadas a recorrer un viaje impuesto y violentado, unidas alcanzan un final en libertad. Se trata de un homenaje a todas las mujeres resilientes, una ofrenda.