Gipuzkoa lidera la digitalización de las empresas del Estado con software abierto

La firma donostiarra Landoo alcanza el primer puesto de implantadores de la ERP Odoo en el conjunto de España

22.08.2021 | 00:46
Josean Soroa, director de Landoo, en la sede ubicada en el Parque Empresarial Zuatzu de Donostia.

donostia – La digitalización de las empresas del Estado está liderada por una firma donostiarra, Landoo, que se ha alzado al primer puesto de implantadores de la ERP Odoo, basada en software libre, en el conjunto de España. Esta firma vasca ha llegado a tener un 80% de clientes españoles, aunque poco a poco el tejido empresarial vasco comienza a confiar en este programa informático y en la actualidad la cartera se compone a partes iguales entre España y Euskadi.

El director de Landoo, Josean Soroa, explica que la ERP Odoo es capaz de digitalizar todas las áreas de gestión de la empresa e intercomunicarlas, con los consiguientes ahorros de tiempo e incremento de la eficacia. Gracias a la digitalización, las operaciones de facturación que antes se realizaban en Excel ahora se formalizan en esta ERP, pero no afecta solo a la contabilidad.

La empresa también puede incorporar a esta plataforma la actividad del almacén, el proceso de fabricación, la labor de los comerciales y las agendas, de tal forma que toda la gestión de ese negocio está recogida y coordinada en una página web integrada de fácil utilización y acceso desde cualquier punto, tanto desde una oficina como desde el avión o la habitación de un hotel al otro lado del mundo.

Soroa tiene una trayectoria de 30 años en la implantación de ERP en las empresas y, desde esta perspectiva, apuesta por Odoo por estar basado en software libre. Indica que las ERP de otros fabricantes privados ofrecen unos servicios concretos y no es posible ampliarlos según las necesidades de cada empresa. "Pueden cubrir el 60 o el 70% de esas necesidades, pero no se puede llegar a nada más", advierte.

Con Odoo, en cambio, todas las carencias se pueden cubrir. Según afirma, esta ERP ofrece la posibilidad de ser modificada y personalizarla al tipo de empresa y actividad que desarrolla. "Al cliente le ofrecemos la versión estándar del programa, que cubre el 80% de sus necesidades y, si quiere completar el 20% restante, se lo presupuestamos e implementamos", señala.

Todo gracias a un software abierto en cuyo desarrollo colaboran muchas personas en todo el mundo. Odoo está presente en 135 países y sus contenidos también están traducidos a los idiomas de esas naciones, lo que resulta muy útil para empresas internacionalizadas. Así, por ejemplo, la filial de una compañía puede trabajar con esta ERP en español si está en España, pero sus delegaciones en Francia y Alemania utilizarán el programa en francés y alemán, respectivamente.

Del mismo modo, un colaborador de Odoo puede diseñar una solución dirigida a actividades muy concretas, como la de una empresa de excavadoras, que resultará de gran utilidad a otro implantador en caso de tener un cliente en este mismo sector, no demasiado extendido. El director de Landoo añade que en este caso también cabe la colaboración entre implantadores de diferentes puntos del mundo con la misma inquietud, cuyo trabajo en común generará una solución "potente y a un coste más bajo, lo que repercute en el cliente".

En la actualidad, la clientela de la firma donostiarra es muy variada. Josean Soroa explica que la mayor parte son empresas con plantillas entre 20 y 50 trabajadores, aunque no faltan las grandes compañías de más de 300 empleados y las micropymes. Lo mismo ocurre con respecto a la actividad económica, puesto que el programa es válido tanto para las industriales como para las de servicios o comerciales gracias a su versatilidad.

implantación El método de implantación de Odoo en una empresa es sencillo, tal y como remarca Soroa. La razón principal es que se basa en una web, y "nadie nos ha dado un cursillo para utilizar una página web" gracias a su carácter intuitivo. En el caso de la ERP, sí existe una serie de características que recomiendan una formación que, en cualquier caso, no es muy extensa y puede completarse en cinco horas, cuando otros sistemas requieren un mínimo de 40.

"Primero hacemos un análisis de las necesidades que tienen, a qué sector económico pertenecen, qué plantilla tienen y en qué áreas necesitan implantar Odoo", explica Soroa. A partir de este informe, Landoo les traslada una propuesta con un presupuesto -que generalmente suele resultar muy económico según su director– y un cronograma para la implantación.

En la mayoría de los casos el proceso se completa en un periodo comprendido entre tres y seis meses, tras haber celebrado reuniones con los responsables de las áreas de la empresa afectadas y el coordinador del proyecto. Finalizado este plazo, la empresa está digitalizada y preparada para transformar su modo de trabajo.

"Es un punto más para ganar competitividad", valora Josean Soroa, quien añade que entre los planes de Landoo a medio plazo se encuentra mantenerse como un referente de Odoo en España, tal y como se sitúa en la actualidad.

"La ERP Odoo es un punto más para que la empresa gane en competitividad"

"Digitalizarse es una necesidad y facilita mucho las cosas, como se ha visto con el covid"

josean soroa

Director de Landoo

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa