Efectos covid

El covid provocó una caída del 9,3% del PIB guipuzcoano en 2020

El impacto de la pandemia fue similar en los tres territorios de la CAV

05.03.2021 | 12:38
El PIB en Gipuzkoa cayó el año pasado un 9,3% por la pandemia

El Producto Interior Bruto (PIB) vasco cayó un 9,5% en 2020 en relación al año anterior, con caídas en todos los sectores especialmente en hostelería y comercio (-12,3%) y en la industria (-12,2%), y con un retroceso del 8,1% en el empleo.

El Instituto Vasco de Estadística Eustat ha confirmado los datos que ya avanzó en enero sobre las cuentas de 2020, en el que las consecuencias derivadas de las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19 golpearon duramente la economía.

La bajada del PIB de Euskadi es superior a la esperada de la zona euro (-5%). De cara a 2021, el Gobierno Vasco espera que la economía vasca suba un 8,6%, y la tasa de paro quede en el 9,8% gracias a la creación de unos 15.700 empleos.

En 2020 la caída del PIB se dio en los tres territorios históricos de manera bastante homogénea: un 9,5% en Álava, en 9,6% en Bizkaia y 9,3% en Gipuzkoa.

Por sectores, el primario bajó un 9,3%, la industria y la energía un 11,8% (si se considera únicamente la industria la bajada llega al 12,2%) y la construcción un 9,5%. El sector servicios retrocedió un 8,5%, sobre todo el apartado de comercio, hostelería y transporte, donde se llega al -12,3%.

Desde el punto de vista de la demanda hubo retrocesos en todos los indicadores salvo en el gasto de las administraciones públicas, que en 2020 subió un 4,5%. Esto no impidió que el conjunto del gasto bajara un 7,5% arrastrado por el menor consumo de los hogares (-10,7%).

La inversión retrocedió de forma global un 11,6%: un 13,3% la relativa a bienes de equipo y un 10,6% el resto, relacionada principalmente con la construcción.

La demanda interna, compuesta por gasto e inversión, bajó un 8,5% y lo hicieron también las exportaciones un 17,1% y las importaciones un 15,3%, de manera que el saldo exterior contribuyó de forma negativa a la evolución de la economía vasca.

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha valorado en las redes sociales que "la industria mejora mes a mes" y que "la confianza vuelve poco a poco", aunque ha reconocido que "los servicios tienen más dificultades para recuperar actividad" y que el empleo "le costará más recuperarse" porque "suele responder con cierto retraso a las variaciones del PIB".

ÚLTIMO TRIMESTRE DE 2020

En cuanto a los datos del cuarto trimestre de 2020, el PIB subió un 0,5% en comparación con los tres meses anteriores y un 7,6% en relación al mismo periodo de 2019.

Álava y Gipuzkoa bajaron un 7,3% interanual y Bizkaia un 7,9%, pero hubo aumentos del 1,1%, 0,7% y un 0,1%, respectivamente, respecto del trimestre anterior.

El retroceso del PIB en el cuarto trimestre fue generalizado en todos los sectores desde en punto de vista de la oferta, salvo en la rama de administración pública, educación, sanidad y servicios sociales, que ha aumentado ligeramente.

El sector primario retrocedió un 26,3% interanual y un 15,3% intertrimestral, mientras que en la industria las bajadas fueron de 7,2% y 7%, respectivamente. Estas caídas fueron inferiores a las del segundo y tercer trimestre y, de hecho, en relación a este último, la industria subió un 3,3%.

La construcción bajó un 8,2 % en relación a los últimos meses de 2019 pero subió un 1,7% sobre el trimestre anterior. Los servicios tuvieron una contracción interanual del 7,1% y del 0,2% intertrimestral: la rama de comercio,
hostelería y transporte anotó sendos retrocesos de 12,8% y 2,4%, y el resto de servicios del 7,5% y del 1,3%.

Desde el lado de la demanda el gasto de los hogares bajó un 9,1% interanual en el último trimestre y un 0,4% intertrimestral; mientras que el gasto de las administraciones públicas marcó sendas alzas del 7,2% y del 3,9%.

La inversión en general bajó un 8,4% y un 4,8%, respectivamente, y la relativa a bienes de equipo descendió un 5,9% interanual, pero subió un 10,2% sobre el trimestre anterior.

En el último trimestre del año el empleo bajó un 6,3% interanual, pero se mantuvo estable en relación a los tres meses anteriores.