Sarralle construirá una de las plantas tecnológicas más avanzadas del mundo

La firma guipuzcoana suministrará a Arcelor Mittal y NS una instalación que producirá 1,5 millones de toneladas de acero

02.03.2021 | 01:14
Sarralle construirá una de las plantas tecnológicas más avanzadas del mundo

donostia – La ingeniería industrial Sarralle de Azpeitia construirá para Arcelor Mittal y Nippon Steel Corporation una de las plantas tecnológicas más avanzadas del mundo que se inaugurará en Estados Unidos en 2023 y producirá 1,5 millones de toneladas de acero de alta calidad, según informó ayer la firma guipuzcoana.

El encargo forma parte de un plan de expansión de Arcelor Mittal y Nippon Steel Corporation en Alabama en el que invertirán 775 millones de dólares (642,9 millones de euros). La planta que suministrará Sarralle comprende una elevada parte de este presupuesto, que por motivos de confidencialidad no detalló, puesto que el plan se completa con una nueva línea de acería.

Arcelor Mittal presentó este proyecto en agosto del año pasado y en esa ocasión el CEO de la división de Norte América de la multinacional angloindia, Brad Davey, aseguró que la planta siderúrgica que construirá Sarralle en el condado de Mobile se encuentra entre las más avanzadas tecnológicamente del mundo, tanto por sus soluciones en el ámbito de la productividad como en su impacto ambiental.

En el primer semestre de 2023 se prevé que comience una producción de acero de alta calidad con avanzados equipos que tendrán como principal cliente el sector de la automoción. En la misma presentación, Nippon Steel Corporation, socio al 50% de Arcelor en este proyecto, también destacó el avanzado nivel tecnológico de la planta y anunció que concentrará sus esfuerzos en el nuevo equipamiento que, según dijo, le permitirá diversificar su oferta de acero.

Sarralle destacó ayer entre el equipamiento que instalará en la nueva fábrica, y que la convierte en una de las más tecnológicas del mundo, un horno de arco eléctrico, un horno de cuchara doble, una planta de manipulación de materiales que alimenta a varias estaciones operativas, un sistema de extracción de humos de última generación y el sistema Statcom "para cumplir las más estrictas regulaciones de red eléctrica".

Combinado con sistemas auxiliares, el equipamiento que se ubicará en Calver tendrá como resultado, según afirmó ayer Sarralle, una planta "más inteligente, automatizada, ecológica, eficiente y segura". Entre las características que subrayó figuran factores adicionales como la seguridad y el medio ambiente.

Respecto al primero de ellos, la tecnología que incorporará la firma de Azpeitia permitirá realizar las necesarias labores con garantía de cero accidentes. Explicó que para controlar y evitar riesgos ha diseñado soluciones como la apertura y el llenado automáticos del horno eléctrico, un robot para tomar muestras o un sistema de vuelco automático entre otros mecanismos.

sostenibilidad Del mismo modo, y en la tendencia mundial que defiende una producción más respetuosa con el medio ambiente, la planta de Arcelor Mittal y Nippon Steel Corporation incorporará sistemas que lograrán "una mayor eficiencia en la operación de los equipos y mayor sostenibilidad".

El planteamiento de estas dos multinacionales considera que la construcción de esta nueva fábrica en Estados Unidos tendrá como resultado un significativo incremento de su competitividad y una mejora de su posición a nivel mundial ya que, entre otros aspectos, facilitará la ampliación de su oferta con productos siderúrgicos de última generación.

La fuerte apuesta por esta infraestructura se demuestra en la elevada inversión que va a exigir, más aún si se tiene en cuenta que se realizará en una difícil coyuntura económica, donde la pandemia del coronavirus ha dejado un negativo impacto económico y un escenario de incertidumbre.

Arcelor Mittal y Nippon Steel Corporation han optado por una mirada a más largo plazo con la creación de esta infraestructura que, además, repercutirá de forma favorable a la economía de Alabama, donde se calcula crear 200 nuevos puestos de trabajo directos y otro centenar indirectos. A su vez, los trabajos de montaje y puesta en marcha de los distintos equipamientos generará otros 500 empleos, según las previsiones de Sarralle.

La ingeniería industrial con sede en Azpeitia y delegaciones en Zumaia, Venta de Baños (Palencia) y Madrid atribuyó este encargo a la "colaboración estable y de confianza" que, desde hace más de medio siglo, mantiene con Arcelor Mittal con quien ha desarrollado más de 50 proyectos en todo el mundo relacionados con la acería y la laminación, aunque también trabaja para sectores como el medio ambiente y la energía.

La infraestructura se completará con una línea de acería que conformará un complejo con una inversión de 643 millones de euros

Uno de los principales clientes de la nueva planta que comenzará a funcionar en el primer semestre de 2023 es la automoción