CAF y Bombardier logran un contrato de 2.560 millones de euros en París

El consorcio suministrará 146 unidades de tren a su línea de cercanías tras no prosperar el recurso presentado por Alstom

14.01.2021 | 11:42
Línea de montaje de CAF, en su planta de Beasain

donostia – El consorcio formado por la guipuzcoana CAF y la canadiense Bombardier se ha adjudicado un contrato de 2.560 millones de euros para suministrar 146 unidades de tren a la línea B del RER de París, después de que el recurso que interpuso Alstom al proceso de adjudicación no prosperara. Este contrato consolida la presencia de la firma vasca en tierras galas, según afirmó ayer CAF.

Este importante proyecto responde a la necesidad manifiesta que las autoridades parisinas constataron de renovar y mejorar la línea B del RER de la capital francesa, inaugurada en 1977 para unir el extremo norte y el sur de París. El largo recorrido de la línea de 80 kilómetros y su alto grado de utilización han ocasionado un desgaste en las unidades que esta iniciativa pretende subsanar con actuaciones de modernización.

Una de ellas consiste en la renovación de la flota ferroviaria y, para ello, Île-de-France-Mobilitiés inició un proceso de adjudicación de un contrato para el suministro de trenes que también se encargará de financiar. La adjudicación correspondía a RATP y SNCF, los principales operadores ferroviarios de París y Francia, respectivamente, que procedieron a la convocatoria del concurso al que se presentó CAF en alianza con Bombardier.

Sin embargo, otro de los competidores, la francesa Alstom, presentó el 17 de diciembre del pasado año ante el Tribunal Judicial de París la solicitud de la reanudación parcial del procedimiento de contratación, alegando que se habían producido "irregularidades".

Este tribunal optó por suspender parcialmente el proceso, decisión que fue respondida por RATP y SNCF con un recurso de casación, al tiempo que "ejecutaron sin demora la decisión del tribunal al objeto de avanzar en la adjudicación del contrato", según explicaron ambas en un comunicado remitido ayer.

Las operadoras ferroviarias comunicaron entonces a los candidatos que se abría un plazo hasta el pasado 4 de enero para presentar sus ofertas adicionales de conformidad con la decisión del Tribunal Judicial de París para que este millonario proyecto no sufriera grandes retrasos.

Alstom, por su parte, también presentó un recurso ante el Tribunal Administrativo de París, que el pasado miércoles fue rechazado, con lo que se despejó el camino para proceder a la adjudicación, dado que la sentencia rechazaba los argumentos de la compañía ferroviaria francesa y validaba todos los pasos dados en el procedimiento de adjudicación de estos 146 trenes.

resolución Una vez agotada la vía judicial, las operadoras RATP y SNCF han decidido adjudicar el suministro de estos trenes al consorcio integrado por CAF y Bombardier, en un movimiento que Alstom dijo ayer "lamentar".

Según informó Efe, fuentes de Alstom citadas por la prensa estimaban que la oferta del consorcio ganador era 500 millones de euros inferior a la que había presentado el fabricante galo.

No obstante, la firma francesa que pronto adquirirá la división ferroviaria de Bombardier asumió en un comunicado que la adquisición contempla este proyecto y que "hará lo posible" para garantizar "la viabilidad económica del proyecto y el cumplimiento del plan inicial para la entrega de los primeros trenes a finales de 2025".

mejora La materialización de este proyecto "responde al deseo de modernizar esta línea, imprescindible para la vida de millones de viajeros, a fin de mejorar su fiabilidad y puntualidad", aseguraron ayer RATP y SNCF, quienes avanzaron que la firma del contrato se realizará cuando transcurran once días, tal y como establece la ley. La línea B del RER parisino es la segunda con mayor tráfico de cercanías de la capital gala y conecta los dos aeropuertos Orly y Charles de Gaulle.