Camioneros guipuzcoanos quedan atrapados en la frontera de Reino Unido

El paso del Canal de la Mancha, reabierto a medianoche, y la cercanía del 'brexit' colapsan el tránsito de mercancías

23.12.2020 | 01:04
Colas de camiones en el paso fronterizo de Dover.

donostia – El colapso que ha generado en el Reino Unido la decisión de Francia de cerrar su frontera con este país debido al brote de una nueva cepa de coronavirus ha dejado atrapados a camioneros guipuzcoanos que se encontraban en el país británico transportando mercancías, entre más de un millar de camioneros, sin posibilidad de haber salido con anterioridad ante lo repentino de la medida del presidente galo, Emmanuel Macron.

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, confirmó este martes a este diario que son varias las empresas del territorio que han comunicado que camioneros se encuentran en el Reino Unido sin posibilidad de retornar a sus lugares de origen.

Francia decretó el cierre del Canal de la Mancha a partir de medianoche del domingo por un plazo de 48 horas, si bien esta última medianoche los camiones pudieron comenzar lentamente su viaje de vuelta.

Hasta la confirmación oficial de la apertura de la frontera, los camioneros intentaron encontrar un estacionamiento porque, según señala Guitrans, tampoco se habilitaron espacios donde puedan aparcar los vehículos con seguridad. Existen parkings vigilados, pero se han completado con rapidez y a los profesionales tan solo les queda buscar un lugar apartado de la carretera e, incluso, utilizar los arcenes.

La asociación guipuzcoana advierte de que, además, esta difícil situación se ve agravada por el incremento del tránsito de mercancías que desde mediados de diciembre se registra en el Reino Unido, lo que se traduce en una mayor presencia de camiones en sus carreteras.

La salida del país británico de la Unión Europea que se hará efectiva el próximo 31 de diciembre ha incrementado la demanda de bienes, ante el futuro encarecimiento de la mercancía por la imposición de aranceles. En este sentido, la patronal del transporte internacional por carretera Astic ha estimado en un 40% este crecimiento del tráfico.

A ello se une que, como consecuencia del COVID-19, el tráfico de personas entre Francia y Reino Unido ha disminuido mucho, por lo que la oferta de ferris se ha recortado. Estos barcos también son utilizados para transportar mercancías, y su descenso ha provocado kilómetros de colas de camiones.

Las habituales vías que utilizan los transportistas guipuzcoanos en sus trayectos desde y hacia el Reino Unido son, por un lado, el Canal de la Mancha a través del Eurotúnel por el que discurre un tren bajo el mar, o los ferris que parten del puerto de Dover.

transportes insausti Una de las empresas que padece las consecuencias del cierre de fronteras es la guipuzcoana Transportes Insausti, habitual en las carreteras británicas, donde realiza numerosos servicios de transporte de mercancías. En la actualidad trece camiones de su flota se encuentran atrapados en el colapso, a la espera de recibir alguna información puesto que hasta el momento nadie se ha puesto en contacto con los responsables para comunicarles qué soluciones se barajan.

Transportes Insausti, en previsión del atasco que se iba a generar, recomendó a sus profesionales que acudieran a aparcamientos específicos privados con vigilancia, consejo que han seguido los trece camiones.

También sopesaron la posibilidad de evitar Francia y utilizar otras alternativas para atravesar la muga, entre ellas Bélgica, Dinamarca y Holanda, pero a medida que transcurrían las horas estas fronteras también se colapsaban, por lo que los camioneros se han visto obligados a permanecer en el Reino Unido.

La firma guipuzcoana se ha puesto en contacto con sus colaboradores británicos al objeto de estudiar la posibilidad de dejar los vehículos en el Reino Unido y trasladar a los camioneros en avión o barco a Gipuzkoa para que puedan así pasar las fiestas navideñas en sus hogares, pero tampoco obtuvieron los resultados esperados, puesto que todas las salidas se encuentran cerradas a cualquier tipo de tránsito.

Estos trece camiones no han podido llegar a Dover ni a Folkestone para poder acercarse a las puertas de salida del Reino Unido, y están parados lejos del Eurotúnel, la vía ferroviaria que conecta Francia con Reino Unido bajo el mar, y de los ferris de Dover que permitirían emprender de manera inmediata su viaje de vuelta.

Según ha constatado Transportes Insausti, el puerto de Dover desde donde parten los ferris rumbo a diversos destinos, entre ellos Calais en Francia, sufre un atasco importante y la carretera principal que conduce al recinto portuario ha tenido que ser cortada para limpiarla y permitir una circulación posterior más fluida.

Por fortuna, y ante las dificultades que se preveían con días de anterioridad, la empresa de transportes de Oiartzun avisó a los camioneros que se dirigían al Reino Unido por el norte, vía que estaba abierta, que se abstuvieran de acceder al país británico, por lo que han podido evitar una difícil situación.

La situación ya era difícil por el incremento en la demanda de bienes antes de la salida de la UE ante la imposición de aranceles


noticias de noticiasdegipuzkoa