La caída de la recaudación en Gipuzkoa se frena y se sitúa en la mitad de la estimada

Hacienda advierte de que los dos últimos meses del año serán claves

14.11.2020 | 01:25
El diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga.

donostia – La recaudación en Gipuzkoa cayó hasta finales de octubre un 9,7%, muy lejos de los 20 puntos de descenso estimado por la Diputación como consecuencia de la pandemia de coronavirus en una previsión que con posterioridad fue revisada y mejorada. Las caídas del IVA y el aumento de las devoluciones en el Impuesto sobre Sociedades fueron las principales razones de este retroceso recaudatorio.

Con todo, los números en rojo no son tan alarmantes como el 20% que en principio se preveía, y que la recaudación llegó a rozar en el mes de julio. Según ha ido transcurriendo el año las arcas forales guipuzcoanas han remontado sus ingresos y, con ello, los responsables de Hacienda ya anunciaron el pasado mes que la caída sería inferior, tal y como se ha cumplido.

El diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, sin embargo, se mostró cauto a la hora de valorar esta evolución y advirtió de que los dos últimos meses del año serán "clave" en los resultados recaudatorios finales, ya que "se verán afectados por la entrada en vigor de las últimas restricciones para hacer frente al COVID-19, lo que tendrá su impacto en la actividad económica y por ende en la recaudación".

De momento, el IRPF fue el único gran tributo que cerró octubre en positivo, con un crecimiento del 3% al haber recaudado 40,3 millones más procedentes, sobre todo, de los rendimientos del trabajo y de las ganancias patrimoniales.

El Impuesto sobre Sociedades y el IVA, en cambio, presentaron signo negativo. La entrada de ingresos por la cuota que se aplica sobre los beneficios empresariales cayó 58,7 millones de euros debido a un pico en las devoluciones de 60,3 millones de euros. El IVA, por su parte, aportó un 16,5% menos a las arcas forales, lo que se traduce en una caída de 180,7 millones.

las cifras

3%

es el porcentaje en el que crecieron los ingresos procedentes del IRPF. Los procedentes de los contribuyentes trabajadores crecieron en 13 millones de euros.

-23

puntos porcentuales fue la proporción en la que disminuyeron los ingresos procedentes de la actividad empresarial, con un retroceso de 58,6 millones.