¿Es buen momento para hipotecarse y comprar una casa?

La actual coyuntura económica ha agitado todavía más los precios a los que los bancos ofrecen sus hipotecas

13.11.2020 | 11:55
La pandemia mantendrá una época de bajos intereses.

La firma de hipotecas, aunque sigue a la baja, paulatinamente se va recuperando. Y es que entramos en una época del año en la que, según los expertos, es posible lograr buenas ofertas en el mercado hipotecario, este año aun más por las circunstancias especiales que nos ha tocado vivir a causa de la pandemia de coronavirus.

¿Es por tanto buen momento para contratar una hipoteca para vivienda? "Esta crisis mantendrá una época de bajos intereses dejando un panorama muy atractivo para todos los interesados en comprar una vivienda", asegura Marcel Beyer, CEO del portal iAhorro.

El euríbor, el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en el Estado, cerró el mes de octubre con un nuevo mínimo histórico (-0,46%), el tercero consecutivo en lo que va de año. La situación es por tanto propicia no solo en el caso de los tipos variables, como es euríbor, sino también en los fijos porque la banca se ha visto obligada a mejorarlos para garantizarse clientes.

De este modo nos encontramos en la actualidad con tipos fijos que antes solo se podían encontrar en la oferta variable. Ahora se pueden contratar hipotecas a 30 años con un tipo del 1,5% para siempre, algo nunca visto.

Pero además las vinculaciones asociadas se están volviendo menos exigentes. "Hay entidades financieras que, a cambio de mejorar las condiciones financieras, piden un esfuerzo de vinculación muy elevado y con productos muy diferentes a la hipoteca", comenta Paz Comesaña, directora de marketing y publicidad de EVO Banco, quien cree que la caída de las operaciones a causa del covid se verá compensada en estos últimos meses. "El último trimestre del año suele ser más intenso porque incorpora decisiones de compra que se han ido gestando durante los meses de verano", afirma.

Por otro parte, los precios de las casas se han dado la vuelta y el año finalizará con una rebaja en el valor de la vivienda. De hecho, en el tercer trimestre se registró un descenso del 0,4%, según Tinsa, y de producirse en el cuarto trimestre, sería la primera vez en cinco años que el precio de la vivienda cae en este periodo.

Agilización de los trámites


Este panorama ha llevado a las entidades financieras a "agilizar los trámites en el último trimestre del año para hacer balance y debido al interés que tiene en cerrar operaciones. Como no sabemos lo que va a pasar en 2021, asegurarse la hipoteca ahora que están baratas sería una buena opción. Si continúa alargándose la pandemia, hay nuevos confinamientos y a su vez se produce una mayor tasa de desempleo, la cuota de morosidad es probable que aumente y los bancos pueden restringir el acceso a las hipotecas", destaca Marcel Beyer.

Cabe recordar que durante el periodo del año las entidades tienden a ajustar más la gama de sus tipos fijos a la baja. Si bien es cierto que este descuento no se suele apreciar en las hipotecas variables, debido a que no depende tanto del ajuste que realicen los bancos, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan todavía el predominio de firmas de hipotecas variables en este periodo del año. Así, si en 2015 las hipotecas fijas constituidas en los tres meses finales del año suponían sólo un 9,8%, en 2019 fueron el 43,5% del total de hipotecas constituidas en ese periodo.

Las previsiones de la banca apuntan además a que los tipos bajos se pueden prolongar durante los próximos 10 años. "Los precios ya están muy ajustados en la oferta actual de los bancos españoles. Donde más se notará es en las hipotecas variables por la bajada del euríbor, ahí puede llegar a bajar 25 puntos básicos", indica Paz Comesaña.

Entonces, ¿hipoteca a tipo fijo o variable?


La elección de una hipoteca a tipo fijo o variable dependerá de lo que estemos buscando de cara al futuro y del perfil que tengamos. "Si tus perspectivas financieras te dicen que puedes soportar una subida de tipos de interés sin sufrimiento, o tienes capacidad de amortizar una parte importante de la hipoteca los primeros años de vida de la misma, será más interesante una hipoteca variable. Sin embargo, si prefieres tener una cuota fija y mantener tu cuadro de amortización, porque lo que ahorres lo prefieres invertir en mejorar tu vivienda, en viajar, en los estudios de tus hijos, etc€  y valoras la tranquilidad, la hipoteca más adecuada es la fija", explica Comesaña.

Otra opción a tener en cuenta es la subrogación, es decir, cambiar nuestra hipoteca de banco. En el contexto actual de tipos de interés, subrogarse puede suponer que una hipoteca fija de ahora salga más barata que una variable de hace diez años. "Aprovechar los tipos actuales para mejorar el precio de la hipoteca es algo que para el usuario tiene sentido y a lo que la banca se está abriendo cada vez más. Para un banco siempre hay más riesgo al contratar una hipoteca nueva que con una subrogación, puesto que no sabes cómo va a comportarse un cliente nuevo", señala el CEO de iAhorro.