La gran banca justifica el cierre de oficinas como una estrategia de digitalización

Banco Santander ha anunciado un ERE que acabará con otros 3.000 empleos

03.11.2020 | 01:17

donostia – Los banqueros españoles justifican el cierre de oficinas como una estrategia de digitalización y teletrabajo, que evidentemente también ha propiciado gran parte de las clausuras de sucursales.

Desde el estallido de la pandemia en marzo se ha disparado el uso de canales digitales, lo que ha propiciado una agilización del proceso de reducción de oficinas, que desde hace años los bancos acometen progresivamente en busca de una mejora de la eficiencia, y las entidades han comprobado que trabajar a distancia es una modalidad que funciona, aseguran.

Esta aceleración de los planes de ajuste de oficinas se hace especialmente visible atendiendo a los datos del tercer trimestre, pues entre junio y septiembre las cinco grandes entidades cerraron en España 498 oficinas, es decir, casi dos terceras partes del total de cierres que suman a lo largo del año.

El mayor número de cierres en lo que va de año lo ha presentado CaixaBank, con 232, si bien también es el banco que más oficinas tiene en España, con 3.886. Por detrás, Bankia ha cerrado 148 oficinas entre enero y septiembre, quedándose con 2.127; Sabadell ha bajado la persiana a 148, hasta situar su red española en 1.704; Santander ha cerrado 125 oficinas, manteniendo 3.110, y BBVA ha clausurado 121, hasta las 2.521 oficinas actuales.

despidos Los datos publicados ayer por este diario indican que los cinco grandes bancos españoles han despedido a 1.728 personas y han cerrado 769 oficinas en el Estado en lo que va de 2020. Las compañías Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell y la fusión entre Caixa Bank y Bankia, que conforman este grupo, destruyeron el mayor número de esos empleos en el primer trimestre del año, mientras que bajaron la persiana de la mayoría de sucursales durante el tercer trimestre.

Además, esta semana el Banco Santander ha confirmado que llevará a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en España. Aunque no ha dado cifras, a la espera de iniciar las conversaciones con los sindicatos, algunos medios apuntan a 3.000 despidos más en España por parte de la empresa que dirige la multimillonaria Ana Patricia Botín.

Los datos facilitados por las cinco grandes entidades a cierre de septiembre muestran que desde finales de 2019 la plantilla de los cinco grandes bancos se habría reducido un 1,4% en España, hasta los 119.726 trabajadores, al tiempo que la red de oficinas disminuyó un 5,45%, hasta el total de 13.348 en el Estado.

Respecto al empleo, los mayores volúmenes de despidos lo largo del año los han presentado BBVA, cuya plantilla en España se ha reducido en 800 trabajadores; y Santander, que ha cerrado septiembre con 577 personas echadas a la calle por la dirección. Sabadell, por su parte, ha recortado su plantilla en 219 trabajadores en el país en nueve meses.

De igual manera, Banco Sabadell prevé en los próximos meses poner en marcha un plan para despedir aún más personas o "ajustar la estructura de la organización" con la automatización de actividades y la reducción de estructuras regionales, como la compañía lo presenta. Fuentes cercanas a la entidad aseguran que el plan afectará a un máximo de 2.000 empleados, con prejubilaciones y bajas voluntarias, además de finiquitos.

BBVA ha descartado que la entidad vaya a realizar un recorte de personal extraordinario a través de un ERE y asegura que la tendencia de reducción de la plantilla será la misma que en años anteriores, si bien podría acelerarse ligeramente por el mayor uso de canales digitales.

CaixaBank y Bankia tienen 45 y 79 empleados menos que en diciembre, respectivamente. Eso sí, las plantillas de ambas entidades deberán afrontar un ajuste de empleo tras su fusión, que prevén negociar cuando la operación de absorción de Bankia por parte de CaixaBank se haya cerrado legalmente, previsto para el próximo mes de marzo. Algunos analistas calculan que el recorte supondrá que otras 7.000 personas más se queden en la calle en mitad de la crisis económica.

despidos al día

5,7

Prácticamente seis personas que trabajan en alguno de los cinco mayores bancos españoles se quedan en la calle cada día desde el 1 de enero de 2020. Además, estos bancos cierran 2,5 sucursales por jornada.