El sector de madera en la CAV cae un 9% por el coronavirus

Las previsiones apuntan a que recuperará su volumen de negocio en el segundo semestre de 2021

09.10.2020 | 00:30

donostia – Los diferentes subsectores que conforman el sector forestal y de madera vasco, en el que se integran propietarios forestales, carpintería y mueble, así como maquinaria e instalaciones, han reducido su volumen de negocio en torno a un 9% de media debido al impacto de la pandemia de COVID-19.

Este dato está reflejado en un sondeo desarrollado por la Asociación de la Madera de Euskadi Baskegur entre sus asociados, según informaron fuentes de la entidad, que celebrará su VI Semana de la Madera del 12 al 18 de octubre con diversas actividades principalmente online debido a la crisis sanitaria.

Baskegur puso de manifiesto que para hacer frente a la crisis muchas empresas han optado por diversificar su mercado geográfico, digitalizarse, reducir su tamaño o reorientarse a otros mercados.

Respecto a las previsiones económicas, el sector forestal y madera espera recuperar el volumen de negocio previo a la pandemia durante el segundo semestre de 2021. Aunque un 15% de la empresas encuestadas ha solicitado un ERTE, ninguna de ellas se plantea mantenerlo a corto plazo.

Las empresas consultadas consideran que el acceso a fuentes de financiación pública, la flexibilización de los trámites administrativos y la adaptación de las empresas a la realidad de cada momento van a ser necesarios para ayudar al mantenimiento de la actividad.

Según indicó en una nota el director general de Baskegur, Oskar Azkarate, "el sector forestal y de madera vasco tiene un enorme futuro por delante porque va a ser clave para el desarrollo de la bioeconomía y fundamental para que Euskadi se sume a la Estrategia Europea de Desarrollo Sostenible".

Añadió que "es cierto que estamos viviendo momentos complicados ya que a la lucha contra la banda marrón se ha sumado el impacto económico provocado por el COVID-19".

Sin embargo, consideró que "hemos podido aguantar mejor que otros sectores gracias a la declaración como sector esencial durante las fases más duras de la pandemia, lo que ha permitido mantener la actividad a buena parte del tejido productivo".