Las ventas de las empresas de Gipuzkoa caen un 14 % en los 8 primeros meses

La COVID-19 ha azotado especialmente las exportaciones, que han descendido cerca del 18%

07.10.2020 | 15:23
Imagen de archivo de Eider Mendoza.

DONOSTIA - Las ventas de las empresas guipuzcoanas han caído un 14 % en los ocho primeros meses de 2020 debido a la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, que ha azotado especialmente a las exportaciones, que acumulan un descenso del 17,8 %.

Estas cifras se recogen en el informe mensual que publica la Hacienda Foral sobre las compañías del territorio, de las que ha dado cuenta este miércoles en una rueda de prensa la portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza.

Según este estudio, las ventas totales han caído hasta agosto un 14 % -un 12 % las interiores y un 17,8 % las exteriores, mientras que las importaciones también se sitúan en negativo, con un descenso del 18,4 %, al igual que el empleo (-2,1 %) y los salarios (4,1 %).

Mendoza ha asegurado que los datos acumulados reflejan la incidencia de las medidas relacionadas con el confinamiento y el estado de alarma decretado por la pandemia de covid-19, ya que la mayoría de las variables muestra una "ligera" disminución en marzo, una caída "máxima" en abril y después ya una moderación progresiva.

En cuanto al mercado de trabajo, la caída del empleo no ha sido tan intensa como las ventas, aunque las cifras están condicionadas por el efecto de los ERTE, ya que en agosto en Gipuzkoa había unos 8.000 personas en esta situación.

Mendoza ha dicho que la Diputación de Gipuzkoa ya ha fijado las dos prioridades para el escenario marcado por la pandemia que son las políticas sociales y la promoción económica.

Ha anunciado, por otra parte, que en materia fiscal, la institución foral ha dado luz verde al decreto de actividades prioritarias de mecenazgo, que abarcan diferentes líneas relacionadas con las políticas sociales, el deporte, la cultura, el euskera y la promoción económica o la innovación.

Las aportaciones que se realizan a estas actividades prioritarias se beneficiarán posteriormente de bonificaciones fiscales tanto en el IRPF como en el impuesto de sociedades.